Ingrid Martz sufre accidente automovilístico junto a su bebita

Ingrid Martz habló en sus redes sociales del accidente automovilístico que sufrió junto a su hija Martina

A través de redes sociales Ingrid Martz reveló que sufrió un terrible accidente automovilístico junto a su hija Martina, una bebita de a penas ocho meses.

LEE TAMBIÉN:

Frases de telenovela para que le dediques a tu bebito este 14 de febrero

Frases de amor de telenovela y de películas que puedes usar con tu enamorado este 14 de febrero.

La actriz compartió en sus redes oficiales que sufrió un accidente a bordo de un auto en la CDMX mientras estaba acompañada de su hija Martina.

Foto: Instagram

El incidente ocurrió en Periférico y, según su propio testimonio, por la imprudencia de otro conductor, que se encontraba utilizando su teléfono mientras conducía.

Ingrid Martz detalló cómo fue que ocurrió todo:

“Les cuento, estoy aquí con mi pequeña Martina esperando a que lleguen los de la aseguradora porque me chocaro. Estaba en Periférico parada, con muchísimo tráfico, nada extraño en esta ciudad y pues el hombre que venía atrás de mí, venía distraído, lo veía por el retrovisor cómo es que estaba distraído y no frenaba, no frenaba y no frenaba, hasta que me pegó y aquí estamos”

Y aunque esto pudo tener consecuencias graves, afortunadamente no ocurrió nada que lamentar, ni con ella, ni con su hija, ni tampoco con el conductor imprudente.

Foto: Instagram

Después de dar su testimonio, aprovechó para dar algunos consejos de seguridad vial, porque es cierto que en esa ciudad que parece GTA todos andan manejando como si fueran de hule.

“La mayoría viene mensajeando, viendo videos o mensajeando con las dos manos, o sea, con las dos deteniendo el celular y escribiendo, es impresionante que la mayoría vienen distraídos, no vienen viendo hacia el frente. Yo digo que así como existe el ‘si toma, no maneje’, también debería existir el ‘si maneja, no use celular’, de verdad se los digo”

Esperemos que esta situación no se repita para Ingrid Martz ni para nadie, porque parece que vivir en la CDMX es también tener que luchar por tu vida a diario en cualquier medio de transporte.

Con información de Milenio