Henry Cavill es el principal candidato para ser el nuevo James Bond

El actor británico estuvo presente en el casting para protagonizar Casino Royale

El nombre de Henry Cavill ha regresado a los primeros planos en los últimos días gracias a su participación como Sherlock en la película Enola Holmes. El actor británico añadió a otro personaje icónico de la cultura a su curriculum, al que también podría integrarse el de James Bond.

LEE TAMBIÉN:

Andrea Legarreta entrevista a Henry Cavill por nueva película 'Enola Holmes'

Andrea Legarreta desbloqueó un nuevo logro y es que esta mañana entrevistó a Henry Cavill por su nueva película, 'Enola Holmes'.

Desde que Daniel Craig anunció que No Time to Die sería su última participación como el agente 007, varios nombres se han escuchado para sustituirlo. Tom Hardy, Idris Elba y Tom Hiddleston se encuentran entre los candidatos, pero sorpresivamente Henry Cavill se ha sumado a la lista.

En una charla con la revista, el actor de 37 años reconoció que le encantaría ser parte de la franquicia de James Bond. Henry Cavill admitió que no ha tenido contacto con los productores, pero si en algún momento muestran interés, él estará dispuesto a todo para aceptar el papel.

Instagram

“Si Barbara y Mike estuvieran interesados, aprovecharía la oportunidad sin dudarlo. En esta fase, todo está en el aire. Habrá que ver lo que pasa. Pero sí, me encantaría interpretar a James Bond, sería muy, muy emocionante”, declaró el actor británico.

Cavill, quien ya tuvo la oportunidad de dar vida a Superman, confesó que en una ocasión hizo el casting para ser el 007 en Casino Royale de 2006. Dicha cinta fue la primera con Daniel Craig como protagonista, y Cavill recuerda que en ese momento los productores lo rechazaron por “gordito”.

Mientras tanto, los fanáticos del agente ya cuentan los días para el estreno en cines de No Time to Die, la cual significará la última entrega con Craig como protagonista. La también llamada Bond 25 está programada para estrenarse durante el próximo mes de noviembre.

Fuente: GQ