¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Eduardo Yáñez sufre recaída de sus adicciones y está al borde de la muerte

Según un amigo de Eduardo Yáñez, el actor recayó en su adicción al cortisol y en el alcoholismo, por lo que su vida corre peligro

Hace mucho que no sabemos de una noticia positiva de Eduardo Yáñez y esta vez no es la exepción, porque se reveló que recayó en sus adicciones a las drogas y al alcohol, por lo que su vida está en peligro actualmente.

Según un amigo de Eduardo Yáñez, el actor está pasando uno de los momentos más difíciles de su vida, pues además de no tener chamba desde hace bastante tiempo, su salud se ha ido deteriorando poco a poco.

YouTube

Y no porque tenga alguna enfermedad crónico degenerativa o algo parecido, sino porque recayó en sus adicciones, que también son una enfermedad que parecía ya tener controlada hace tiempo.

Aparentemente, el alcoholismo no ha podido superarlo y además se ha declarado adicto al consumo de cortisona, una hormona esteroide que se utiliza, primordialmente, en pacientes con trasplantes de órganos y en personas con afecciones de articulaciones y el sistema óseo como un desinflamante poderoso.

Instagram

Evidentemente, Eduardo Yáñez consume este medicamento de manera irregular, en dosis no recomendadas y, sobre todo, sin necesitarla. Este esteroide en altas concentraciones puede llegar a ser moral.

Según su amigo, el actor consigue esto de manera ilegal desde hace muchos años y es posible que sus órganos ya estén gravemente afectados por el consumo continuo de la sustancia.

Instagram

Así mismo, parece que el alcoholismo y su adicción a un medicamento de receta controlada se desprenden de una serie de problemas que lo han acompañado y seguido desde hace muchos años, en los que es evidente que no tiene control sobre sí mismo.

Esperemos que la vida del actor mejore para que su vida no esté en peligro por enfermedades tan graves y complejas como una adicción. Eso, por supuesto, significa también que se atienda para ello, algo que parece que ha rehuido desde hace mucho, pero es seguro que le ayudaría mucho más que golpear reporteros.

Con información de Tribuna