COCHINOTES: Alertan por brote de herpes después de festival de música

Tremendos cochinotes

Coachella es sin duda uno de los festivales más impresionantes del mundo, pero además en él suceden cosas increíbles. Primero fue la aparición de “El Chapo” en la presentación de los Tucanes de Tijuana y ahora se ha alertado por un brote grandísimo de contagios de herpes justo después de que se realizara el festival.

Este se realiza durante dos fines de semana en los que una gran cantidad des grupos, cantantes y más personalidades de la música deleitan a todos de sol a sol. Este año tuvimos las grandiosas presentaciones de nuestro Tucanes, de Ariana Grande, J Balvin y más, pero el headliner más importante fueron las ETS, al parecer.

Según HerpAlert, un sitio web dedicado a la prevención y tratamiento de esta enfermedad sexual, el número de casos de herpes detectados en California se disparó tras las dos semanas que dura este festival. dejando un salgo de 250 CASOS REPORTADOS.

Facebook

Y tú diras, “oye, El Erizos, pero 250 personas de las como 300 mil que van no es muchos”, pero la verdad es que sí lo es.

Este sitio web reporta alrededor de 16 casos, pero solo bastó un día de festival para que inmediatamente la cifra subiera hasta los 250 casos, que resulta bastante alarmante si tomamos en cuenta que solo se trata de los casos alertados.

Instagram

Esa cifra, por supuesto, no incluye los no detectados y tampoco los no reportados. Además, este festival congrega una gran cantidad de extranjeros que después de ver a su artista favorito o después de haberse tomado las selfies necesarias para seguir su camino, llevarán sus cuerpos contaminados a sus países de origen.

Dentro de HerpAlert, los usuarios pueden mandar imágenes e información para que un médico certicicado les indique, por esta vía, cuáles son los pasos a seguir para contener el contagio y curarlo de ser posible.

Como les explicamos, reciben un promedio de entre 12 y 16 casos diarios, pero la cifra se elevó casi a los 300 solo por la presencia del festival en la zona. Este es solo un recordatorio de que sin globito no hay fiesta. Cuídense, ericitos del mundo.