¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Chile comienza a clasificar muertes por Coronavirus como “curados” porque “ya no están enfermos”

El gobierno de Chile está marcando como pacientes curados a los muertos por el coronavirus y el covid-19, alterando falsamente sus números

La pandemia provocada por el coronavirus y el covid-19 nos tiene a todos contra la pared, pero Chile le está sacando la vuelta con sus números de personas curadas… que incluye muertos, porque… bueno, ya no están enfermos.

Afortunadamente, parece que los casos de contagio de coronavirus no se han disparado en Chile, que acumula alrededor 7 mil 500 casos positivos, 2 mil 300 recuperados y aproximadamente 82 muertes, según los datos de la Universidad Johns Hopkins.

Sin embargo, los chilenos se sacaron el as bajo la manga al incluir dentro de su cifra de personas “curadas” a las personas que han muerto. ¿Por qué? Pues porque chinga tu madre, básicamente.

Según el ministro de salud, las personas que desafortunadamente han muerto por Covid-19 y las afecciones respiratorias que provoca ya no son personas que puedan contagiar a alguien más, por lo tanto forman parte de la cifra de “curados”.

Esto es problemático no solo porque significa que su bajísima cifra de muertos en realidad es falsa, como él mismo lo explicó:

“Tenemos alrededor de 898 pacientes que ya no son son contagiosos, que ya no son una fuente de contagio para otros, por lo que están dentro de lalista de recuperados. Esta es gente que ha completado su diagnóstico de 14 días y desafortunadamente ha muerto”

Ya sin ningún tipo de remordimiento y con todo el cinismo del mundo, el gobierno chileno parece estar queriendo tapar el Sol con un solo de do, o con casi 900 muertos, que no es para nada lo mismo.

El manejo de la comunicación dentro de una pandemia ha resultado ser uno de los puntos más críticos para entender en qué punto estamos parados y, desafortunadamente, muchos países en el mundo no lo han hecho de manera adecuada, como España o Italia y ahora Chile, lo que desencadena consecuencias más graves y que no ayudan al alivio de la crisis mundial.

Con información de Newsweek