Confirman que Camila, hija de Alejandro Fernández, se casó embarazada

Confirmado: Según algunas fuentes la hija de Alejandro Fernández tuvo su boda tan súbitamente por encontrarse embarazada.

Éste fin de semana la joven Camila Fernández, la hija mayor de Alejandro Fernández, se casó con Francisco Barba en medio de un velo de misterio ya que el enlace se realizó casi en secreto en una iglesia de Guadalajara así que muchos comenzaron a especular sobre si se habían “comido la torta antes del recreo” y todo parece indicar que sí.

LEE TAMBIÉN:

Aseguran que Camila Fernández se casó porque está embarazada

Camila Fernández tuvo una inesperada boda, pero la gente ha criticado esto y especulan que está embarazada de Francisco Bárba.

Camila de 22 años es la primogénita adorada del Potrillo de la dinastía Fernández y como era de imaginarse, una de las consentidas de la familia que incluso recientemente anunció que se pensaba dedicar a su carrera musical de lleno e incluso, dentro de varias entrevistas, dijo que no tenía planes de casarse en un buen tiempo porque no se veía como esposa ni como madre con un niño en brazos.

Pero como dá la vida de vueltas que ahora resulta que Camila tuvo que casarse de “emergencia” porque según dicen en el bajo mundo del chisme, ella y su novio Francisco Barba de 28 años se comieron la torta antes de tiempo y les salió con premio… O séase, está embarazada la nieta de don Chente.

Esto no lo decimos nosotros sino que ahora en Suelta la Sopa, la conductora Aylín Mujica (quién entró en reemplazo de Carolina Sandoval tras su despido) confesó que “alguien del pueblo” le reveló que en efecto la boda de Camila Fernández se realizó con tanta premura debido a que se encuentra embarazada y aunque no se han revelado los detalles sobre el bebito que esperan, Aylín lo afirmó totalmente como la verdad de verdades.

Más allá de la premura, hay que tener en cuenta que la boda se había vendido como exclusiva a una revista de celebridades por lo que es posible que también se haya planeado con tiempo y no le hayan dicho a nadie por respetar el contrato con la editorial.

Sin embargo y como sea, esta confirmación, más allá de satisfacer el morbo de los curiosos nos llena de alegría al saber que habrá un miembro más de la dinastía Fernández y que el guapísimo Alejandro ya no huele a suegro sino a abuelo a pesar de seguir siendo un sex symbol y el crush de muchas de nuestras tías.

Por esta razón, solo nos queda felicitar a los recién casados por su boda y su próximo hijito. Ojalá el Baby Shower no sea tan “secretivo”.

Fuente: Suelta La Sopa