Britney Spears pierde la demanda para que su papá deje de ser su tutor legal

#FreeBritney

Luego de algún tiempo de estar luchando para ser libre, se dio a conocer una noticia bastante triste y es que Britney Spears pierde la demanda contra su papá, para que deje de ser su tutor legal. Así que nuestra querida “princesa del pop”, seguirá siendo controlada, al mismo tiempo que su dinero.

Fue hace unos meses que se dio a conocer y salió a la luz esta terrible noticia sobre Britney y su secuestro por parte de su familia, lo cual comenzó a salirse de control luego de que toda la verdad saliera a la luz y sus fans se enteraran, pues resulta que la cantante lleva así por lo menos unos 13 años, por lo que se hartó y decidió pelear.

Instagram

La “princesa del pop” y la relación con su padre

Como recordamos, Britney Spears comenzó a sufrir varios ataques de ansiedad y de conducta que fue cuando la vimos raparse y entrar a un centro de atención psiquiátrica, por lo que por ahí del año 2008, se estableció que su padre tuviera la tutela de su vida y de su dinero.

Sin embargo, todo comenzó a tornarse raro, luego de que su padre no la dejara usar su dinero, sus fans creen que incluso fue él quien la internó la última vez y por eso, está secuestrada. Por lo que el movimiento #FreeBritney comenzó a verse en todas las redes sociales.

Así que luego de que todo se descontrolara, Britney Spears decidió demandar a su padre e ir con la ley a pedir que él dejara de ser su tutor legal para que Jodi Montgomery, quien estuvo con ella toda su carrera, lo fuera permanentemente. Aunque todo salió mal.

Britney Spears pierde demanda contra su papá

Y es que luego de haber demandado a su papá por su secuestro y por el control que tenía sobre ella y su fortuna, lamentablemente se dio a conocer que la “princesa del pop” perdió esa batalla legal, pues el tribunal estadounidense no aceptó la demanda y además, le negaron que su papá dejara de ser su tutor.

Y aunque puede sonar bastante sad por la noticia, parece ser que la juez tiene interés en que se muestren más pruebas que puedan determinar que Britney Spears no lleva una vida sana con su padre y que además, efectivamente llevan una relación tóxica.

Así que al final, aunque Britney Spears perdió la demanda contra su padre, puede ver una pequeña luz al final del túnel.

Fuente: La Vanguardia.