¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Bad Bunny posó para Playboy y las fotos son tan puercas como un reggaeton viejito

Bad Bunny se convierte en un conejito sensual de Playboy en el nuevo número de la revista.

Bad Bunny regresó a la vida pública luego de casi un mes desaparecido y vaya forma de regresar. A través de redes sociales, el conejo malo nos hizo saber que pronto aparecerá en la revista Playboy como uno de los conejitos.

LEE TAMBIÉN:

Bad Bunny asegura que ya sabía que el Coronavirus llegaría desde hace años y trató de advertirnos

Bad Bunny asegura que él ya sabía del coronavirus y por eso empezó a usar cubrebocas y nos advirtió en us música

El puertorriqueño y las redes oficiales de Playboy anunciaron esta colaboración para el número que ya salió en Estados Unidos con un arrebato muy sensual.

Esto nos sorprendió muchísimo ya que el cantante estaba desaparecido de redes sociales prácticamente desde mayo. Lo único que supimos de él, fue en junio, por la entrevista que publicó la revista Times en donde habló sobre su rechazo al racismo.

Para darnos idea, la revista de Hugh Hefner subió tres fotos muy sugestivas donde vemos a Bad Bunny posando con una toga de Versace para parecer alguna suerte de personaje griego, pero también fotos con unos lentes y con los labios y párpados con decoraciones de un conejito.

Como dato curioso, la revista compartió que el photoshoot fue realizado en Miami, poquito antes de que se declarara la pandemia de coronavirus, en una suntuosa mansión a la orilla del mar.

En esta ocasión en la revista Playboy le dedicó la portada, unas fotos sensuales y una entrevista donde pudimos conocer un poco más de la historia del éxito del Bad Bunny desde el lanzamiento de X100MPRE y cómo triunfó aún más con YHLQMDLG hasta la llegada de Las que no iban a salir.

Además, en la entrevista hablaron también de cómo a través de su música ha tratado de concientizar a las personas sobre temas como el sexismo y la comunidad LGBT+, que siempre están presentes en sus canciones.

Esto es un cambio radical en la línea de la revista ya que muchos se sorprendieron con el reemplazo de las conejitas mal portadas por el conejo malo posando tan sensualmente.

Con información de Playboy