¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Abuelita recibe 52 litros de cerveza para que pueda soportar la cuarentena

La abuelita Olive Veronesi recibió más de 50 litros en latas de cerveza para que pueda pasar la cuarentena

Hoy en “noticias positivas” tenemos la historia de una viejecita abuelita que pidió cantidades industriales de cerveza porque al ser grupo de riesgo no puede salir y la buena noticia es que ya le mandaron más de 50 litros de cerveza en lata para que no la pase tan mal.

LEE TAMBIÉN:

Youtuber con Coronavirus positivo salió a la calle a comprar pizza en CDMX

Influencer SoyDavidsShow, un youtuber con diagnóstico de COVID-19 sale a comprar pizza en CDMX y recibe duras críticas.

Olive Veronesi tiene 93 años y está aislada por completo dentro de su casa en Seminole, Pensilvania, que aunque tenga nombre de pueblo mágico, te juro que está en Estados Unidos.

Obviamente, ella es una de las personas que más difícil la tendrían en caso de enfermarse de covid-19 por la infección del Coronavirus. Sin embargo, ella la lleva tranquila y bien en tanto tenga cerveza, porque como dijo un gran pensador:

“Sin tele y sin cerveza, Homero pierde la cabeza”

Desafortunadamente, la cantidad de cerveza a la que tenía acceso era limitada, por eso mismo hizo un cartelito pidiendo por más y ahora sí se le cumplió el milagrito, porque le acaban de mandar 150 latas de cerveza, lo que equivale a más de 50 litros de esta bebida.

Eso quiere decir que si las sabe administrar a ritmo de tres cervezas al día le durarán alrededor de 50 días. Sin embargo, así como es la gente que bebe, es probable que le duren… tal vez una o dos semanas.

Es obvio que Olive Veronesi tiene clarísimo cuáles son las prioridades para las emergencias mundiales y la cerveza parece ser una de ellas. Y no es que realmente sea un bien necesario, pero para ella es importante poder tener cualquier tipo de estímulo para que la cuarentena por el coronavirus no la desanime.

En situaciones como esta, siempre será lo más importante el poder cuidar a la gente más vulnerable, que en este caso son adultos mayores, personas con enfermedades crónico degenerativas y niños pequeñitos.

Con información de Intriper