Bad Bunny se pone alterado y estrena corrido norteño junto a Natanael Cano

Bad Bunny sigue en la cima del mundo y no se cansa de sacar éxito tras éxito tras éxito tras éxito y tras éxito… ahora, para demostrar que puede hacer...

Bad Bunny sigue en la cima del mundo y no se cansa de sacar éxito tras éxito tras éxito tras éxito y tras éxito… ahora, para demostrar que puede hacer de todo, se aventó un corrido junto a Natanael Cano, un cantor mexicano que no canta mal las rancheras.

Bad Bunny le anda metiendo a todo y por eso mismo ahora se subió al regional mexicano y al más antiguo: al corrido. Este que tiene un estilo totalmente sinaloense, con la forma moderna y algo gangsta del género, está perfectamente logrado.

Eso sí, el Conejo Malo canta como suele hacerlo, con rima y flow del trap y el reggaetón, en vez de imitar la voz y la forma de cantar de los mexicanos que durante más de un siglo han hecho de esta música su forma de contar lo que viven.

Claro que suena como mera amenaza, bien ponchada, contra los enemigos que tengan (sean quienes sean) que ya hasta nos dio miedo pedirle autógrafo a cualquiera de los dos, porque con eso de que son el diablo, ya ni andar persignados es garantía.

Por otro lado, Bad Bunny aseguró que esto lo hace por la cultura y en eso sí le damos la razón. Seguir consolidando géneros populares y de la gente común, lejos de las grandes listas de popularidad o los escenarios más grandes.

No sabemos si esta será una nueva etapa en su carrera o nada más es una colaboración aislada que no se repetirá. Lo que sí hay que destacar es que Bad Bunny beibé no es el único ni el primero en mostrar interés por la música mexicana.

También Snoop Dogg, que durante años fue compa de Jenni Rivera, con quien estudió la prepa, ha demostrado su cariño y su gusto por la música alterada y el noticiario musical de la gente del norte, que se ha hecho una etiqueta de la cultura nacional en todo el mundo.

Ya mejor nada más disfruta de este rolón para que lo cantes con tus compas cuando te sientas el diablo, aunque no rompas ni un plato.

Con información de Warp