Rihanna comprando elotito asado en la calle se convertirá en tu nuevo spirit animal

Elote, elote, e, e, e, under my elote, e, e...

Muy contentos de saber que Rihanna sigue imponiéndose en la moda internacional con unas cejas súper raras, también descubrimos que empezó a desarrollar una extraña predilección por los elotes.

Aquí las cejas: 

Instagram

Y aquí un elotito asado

Tumblr

Ufff… con su chilito puquín, su limoncito, su salecita y lo que se te antoje, este es un manjar de los dioses, repito de los DIOSES.

¡Viva el elote asado!

La cosa es que Riri tuvo una revelación en medio de lo que parece ser una autopista y seguramente dijo “alv, párate ahí que hay elotes” y se bajó a comprarse unos.

Aquí el video:

A lo largo de todo el video, podemos ver como un hombre vendedor de elotes le calienta el suyo a Riri mientras ella y las que creemos, son sus amigas, están echando relajo.

Y luego, como en toda ida a los elotes Riri y sus amigas se ponen a platicar con el señor de los elotes, algo que nunca falla cuando quieres saber más del comercio local.

Ya después saca el billullo en una escena similar a esta:

Pinterest

Ahora bien, nótese que como en Estados Unidos no hay anafres (seguro sí, pero este señor no tenía), sus elotes los calientan en un tambo. Qué raro.

En fin, después de la escena, Riri se sube al coche, se pone al volante y elote en mano, le da tremenda mordida a la mazorca.

YouTube

Y así hasta que sólo quedó un olote.

Ahora bien, no sabemos por qué el video se ha estado viralizando en redes sociales recientemente, quiero decir, quizá la gente está encontrado a su spirit animal en este nuevo video de la cantante.

Igual alguien lo ve y sale corriendo de su casa, agarra el coche, maneja hacia el horizonte y encuentra al señor/a de los elotes y se compra uno… mejor aún: ¡compra esquites! ¡Con epazote!

Pero volviendo al pack elotero, dicen que la escena es de 2016.

Así Rihanna siendo nuestro spirit animal come elotes. Riri-coyoteee.

Erizos

Elote, elote, e, e, e, under my elotee e, e…

Así que deja de ser una Mía Coluchi cualquiera.