El Oscuro Origen de la viajera en el tiempo que aparece en el documental de Parchís

Qué miedo

El documental de Parchís vino a revelar un sinfín de atrocidades que vivió una de las primeras bandas multitudinarias infantiles del mundo, pero también nos sorprendió por la aparición de una posible viajera en el tiempo que nos tiene vueltos locos.

Durante una de las presentaciones que tuvo este grupo como sensación global, se alcanza a ver cómo una de las asistentes sostiene un extraño aparato que, para esa época, no existía ni tampoco nada similar, lo que hizo dudar a medio mundo.

Antes de decir cualquier cosa, vean ustedes y después nos ponemos a discutir si los Illuminatti nos vigilan. Adelante con las imágenes, Jacobo:

Como ven, hay una doña que, claramente, está sosteniendo un aparatejo con el cual parece estar grabando la presentación. Claro, eso no tendría nada de raro si estuviéramos hablando de nuestro tiempo, pero no es así.

Parece completamente que lo que sostiene es un teléfono celular moderno, hasta con una funda dorada muy chic, pero nada adecuada para el año en que se grabó ese programa. Incluso sus gestos nos hacen pensar que tiene la vista dirigida a la pantalla del supuesto teléfono, lo cual da más miedo.

Para muchos esta es la prueba definitiva de que hay viajeros en el tiempo regados por ahí y nada más andamos perdiendo el tiempo en ir a ver a Parchís, en vez de resolver problemas verdaderamente importantes, como cómo hacer campeón al Cruz Azul otra vez.

Por otro lado, hay escépticos que no creen esta teoría y esperan que todo se resuelva con el poder de la razón y la improbabilidad lógica y científica de viajar en el tiempo, pero esta es la verdad.

A mediados de los ochenta, la época en que se desarrolla la primera gran época de éxito de Parchís, el desarrollo tecnológico seguía siendo escaso, pero productos como la cámaras fotográficas avanzaban hacia eso que, ahora, llamamos presente pero antes era solo el futuro inevitable.

Lo que vemos sosteniendo a esa doña es una cámara de bolsillo desechable, que tenían colores tan variados como los chicles y, por supuesto, usaban diseños de este tipo para aparentar se de épocas que todavía ni se sabían cómo serían.

Por supuesto, la forma en que lo toma es extraña y la razón puede ser tan simple como que la cámara no estaba todavía preparada y había que rebobinarla para que disparara. Por eso, primero, la vemos moviendo sus dedos por la parte trasera del aparato, aunque después deja de intentar.

YouTube

Claro, esta es una simple explicación que quiere negar los viajes en el tiempo, pero tampoco podemos descartar que alguien tuvo la capacidad de viajar a cualquier punto de la historia humana para hacer lo que se le antojara y, cómo no, regresó para ver a Parchís en vivo.

Con información de Publímetro.