Te retamos a ver todas estas películas de terror sin llorar
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Te retamos a ver todas estas películas de terror sin buscar un pañal o un bolillo

Te retamos a ver todas estas películas de terror sin llorar

El mame

Te retamos a ver todas estas películas de terror sin buscar un pañal o un bolillo

Te retamos a ver todas estas películas de terror sin buscar un pañal o un bolillo

El cine de terror es de los géneros que más gustan a lo largo y ancho del mundo, aunque cada año tenemos que chutarnos bodrio como La Monja, seguro otra secuela de Actividad Paranomal y cosas que lo único que tienen de terrorífico es lo gachas que están.

Estos son los disfraces que te llevarán a ganar el concurso de Halloween

Por eso, y para que ahora sí aproveches Halloween para buscarte un pañal y un bolillo para el susto, te dejamos una lista de películas de terror que tienen como objetivo perturbar la forma en que experimentas una película, no meter un grito para hacerte saltar. Y te retamos, te doblemente retamos, a que las veas y regreses y nos cuentes tu experiencia llorando y berreando.

The Babadook

Esta es una historia sencilla, trata de un libro infantil con un monstruo como el coco que aterra a los niños malos. El problema es que termina siendo real y para esta familia el cuento de Juanito y el Lobo se hace real en forma de “dook, dook, dook”, así que si de repente en tu casa escuchas que tu hijo empieza a hablarle a cosas que no se ven, sólo huyan. Sin preguntas, sólo háganlo.

The Loved Ones

Esta joya del cine australiano es también una pequeña joya del género de terror. Combina clichés clásicos de las tramas juveniles y de las de terror más choteadas y les da un giro, que resulta hasta en algunos puntos cómico, pero sólo hace esto para después sacarte del sillón con un salto olímpico hacia el baño. Es la historia choteada del baile de graduación combinada con un secuestro stalker, que termina mal, muy mal, y con un acento extraño.

The VVitch

Esta película no fue del gusto de todos los que esperaban ir al cine y ser espantados por gritos, o que esperaban ver sangre corriendo durante dos horas. Por el contrario, es una película sobria y de ritmo bajo, que se estremece en momentos claves y todo está combinado con una calidad cinematográfica impresionante. La brujería no es un juego ni un cuento mal contado, es un asunto serio que requiere rituales y, obviamente, sacrificios.

It Follows (o el mejor anticonceptivo)

El cine de terror se ha alimentado de grandes películas que no han tenido la necesidad de gastar presupuestos gigantezcos para hacer producciones que se queden por años. Es el caso de esta, que con una idea simple y dinero suficiente para grabar al aire libre consiguieron, tal vez, una de las mejores cintas del género de todos los tiempos. La trama cuenta una maldición que pasa a través del sexo (no es una apología a las ETS, lo juramos) y que sigue al que lo tiene hasta que lo pase a alguien más. Es una maldición sin fin y no puedes estar seguro de si la tiene o no, pero si alguien camina hacia ti… corre.

Get Out

También otra de las, posiblemente, mejores entregas del género de terror y también hecha con el presupuesto que tuvo el trasero del Capitán América en la primera película. Al principio parecía un problema racial y que de eso trataría toda la película (que sí busca exponer los problemas de racismo de Estados Unidos), pero conforme avanza todo se transforma en un asunto esclavista. Con un concepto súper sencillo, no termina nunca de desesperarte y hacerte sentir igual de encerrado.

Hereditary

Si los tiempos de Dios son perfectos, los de las deidades oscuras lo son por igual. El plan perfecto del oscurantismo está aquí y seguro después de verla no podrías escuchar a nadie tronar la boca y, bueno, también querrás no asomarte en el metro como dicen todos los letreros.

A Tale of Two Sisters

Las pesadillas son solo otros sueños más que, como todo sueño, puede ser alcanzado si se tiene la ventana adecuada para mirar más allá. Esta película no solo muestra dos hermanas hundiendo sus miedos en sí mismas, sino también las formas en que el dolor termina causando un círculo del que solo se puede salir con más dolor… y sangre, un chingo de sangre.

Martyrs

La violencia y su uso se justifican a través de todas las escenas llenas de sangre, golpes y acción en esta cinta. El miedo no es una atmósfera, es un personaje más que juega y se rodea de otro personaje totalmente superior: la violencia. Si no tiene un baño cerca y las uñas cortas, esta película no es para ti definitivamente.

Arriba