¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Las tarjetas de presentación de las personas más poderosas del planeta

Antes de dominar el mundo tuvieron que darse a conocer de alguna manera y por eso mandaron a hacer estas tarjetas de presentación.

Algunas de las personas más exitosas del planeta tuvieron inicios humildes y sus viejas tarjetas de presentación nos lo revelan.

De Walt Disney a Mark Zuckerberg, estas son las business cards (o tarjetas de presentación) que usaron antes de alcanzar la fama internacional y la fortuna.

Mark Zuckerberg, fundador y creador de Facebook, pidió que en su tarjeta se incluyera la frase “Soy CEO, perra”.

Antes de ser presidente, Abraham Lincoln fue abogado y trabajó en Illinois, Springfield, durante un rato hasta que decidió entrar al mundo de la política. He aquí la tarjeta que usaba a mediados del siglo antepasado.

Los mismos hermanos Wright que posibilitaron que el ser humano pudiera volar mediante máquinas que hoy llamamos “aviones”, también necesitaban darse a conocer y por eso diseñaron estas sencillas tarjetas que muestran su dirección, nombres y el lugar donde trabajan.

Y no, ese arroba NO es un correo electrónico.

Bill Gates también tuvo que hacer una tarjeta de presentación. Hoy todo el mundo sabe quién es, pero antes, durante los ochentas, necesitó darse a conocer entre la gente, y por eso mandó hacer estas horrorosas tarjetas con su nombre, dirección y teléfono.

Houdini también tenía una. Estaba hecha en forma de pirámide porque era “El Hombre del Más Allá” y se presentaba en el Teatro de Times Square en Nueva York. Él era un misterio y por eso su tarjeta también lo era.

Antes del iPhone y las iMacs, Steve Jobs fue el vicepresidente de su propia compañía, Apple Computer Inc.. En esta tarjeta se ve la dirección de la sede de su empresa y su número telefónico.

El padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, repartía entre sus conocidos su tarjeta. Estaba en alemán y decía algo así como “Profesor Doctor Freud y Esposa”.

¡Oye, hasta los dictadores necesitan tarjetas de presentación! Aquí la supuesta tarjeta de Fidel Castro cuando fue Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba. Parece que la persona que recibió esta tarjeta no tuvo empacho en garabatear sobre ella. ¿Acaso no conocía la relevancia histórica de esta pieza?

Larry Page, uno de los creadores de Google, tenía una tarjeta que, por supuesto, incluía un correo con el dominio de google.com cuando la mayoría de la gente usaba Hotmail. ¡Qué tiempos aquellos!

Por último el grande: Walt Disney, en una época en la que tenía que usar toda su imaginación para agarrar chambas y trabajar, trabajar y trabajar más. En su tarjeta se anuncia como caricaturista e indica que puede hacer tiras cómicas, caricaturas publicitarias, animación y cartones con fotos.

¿Cuál sería tu tarjeta de presentación si fueras un empresario como ellos?