Sonic, regresó para decirle NO al fascismo y al racismo

En velocidad y en justicia social, el erizo le ganó a Trump

Por si no estabas enterado, este fin de semana fue particularmente sangriento en Estados Unidos. Varios grupos de extrema derecha, supremacistas blancos, alt-right, neo-nazis y el Ku Klux Klan (a estas alturas funcionan como sinónimos unos de los otros) se reunieron en Charlottesville, en Virginia, para manifestarse. Simultáneamente se congregaron contra-manifestantes para hacerle frente al discurso de odio de los supremacistas racistas y hubo enfrentamientos que culminaron en el atropello deliberado de contra-manifestantes.

 

Hubo un muerto. Trump tardó 3 días en condenar el ataque de los supremacistas.

 

Sin embargo, hay una ínfima luz entre tanto sinsentido: Sonic, el Erizo. Sí, tampoco tiene sentido, pero peor es nada.

 

Tras el atentado terrorista perpetuado por un miembro de la ultra derecha, el senador Richar Blumenthal congregó a una manifestación pacífica en solidaridad con las víctimas, y compartió una foto en redes sociales:

 

Y entonces la magia de la Internet sucedió:

“Sonic dice NO al fascismo y al racismo” y le pinta dedo al totalitarismo.

 

“Sonic dice NO al fascismo y al racismo”, con estas hermosas palabras y su bonito sombrero del Erizo mascota de SEGA, el chico de la foto hizo sentir algo tibio a miles de personas enmedio de tanto horror.

Me recuerda a esto. “Si eres homofóbico, realmente no entiendes sobre qué trata Sonic. Es sobre amistad y justicia y ser tú mismo libremente. Abre tu corazón. Vive y aprende. Sobre eso trata Sonic the Hedgehog.”

 

Eventualmente se descubría que el autor y portador es Ben Aech, un ferviente aficionado del erizo azul (quien por cierto, está a punto de estrenar un juego celebrando sus inicios). Sin embargo, el cariño que Aech siente por el personaje no se limita a solo los videojuegos, sino que también se ha encargado de transmitir su mensaje de amor, tolerancia y anti-fascismo.

 

Aquí vemos a Aech en la Marcha por la Ciencia de este año:

 

Y aquí está Sonic defendiendo los derechos civiles de la comunidad LGBT+:

 

Y por último, Sonic recordándonos que en contra del totalitarismo y la injusticia, solo existe la resistencia.

 

Definitivamente Sonic es un erizo chido.

 

 

 

Vía Mashable