¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Sarahah es la nueva app de confesiones y anonimato

Porque los secretos son más sabrosos cuando son de dominio publico

Hay una nueva aplicación que está despertando el valor de las personas para decir las cosas que tanto habían callado… de forma anónima.

Esta app que está enloqueciendo a todos los jovenes (y a los que aún se creen jovenes) es Sarahah, y es básicamente lo mismo, una app que instalas para crear un perfil en donde cualquier anónimo puede entrar para dejarte una crítica o mensaje sin remitente, soltando todas las verdades que quiere decirte pero no se atreve.

Para caminar mejor
A ver qué pasa…
Sarahah revela los más oscuros pensamientos de alguien hacia ti

Sarahah fue inventada por un desarrollador de Arabia Saudita, llamado Zain al-Abidin Tawfiq, e inicialmente fue creado como un sitio web que facilitaba a los colaboradores de una empresa hacer sugerencias de mejora a sus jefes, sin revelar su identidad.


Así como a principios de la década pasada existieron páginas como LaJaula.net que servía como un buzón de para mensajes anónimos para criticar o echarle el calzón a alguien de alguna escuela en México, el chisme también evolucionó y de website se volvió app.

Secretos y anonimato nunca son buena combinación

Primero llegó Secret, que en 2014 prendió fuego con todos los “secretos” que ahí se compartían, también de forma anónima, antifaz que siempre aviva el valor de los cobardes y los envalentona a decir lo que nunca se atreverían de frente.
Secret juntó 15 millones de usuarios y se volvió la casa del acoso y bullying entre adolescentes, no sólo en Estados Unidos, si no es la mayoría de los países que la usaron.

Secret fue de las apps pioneras del anonimato

También estaba ask.fm, o Curious cat, que también es una app donde creas un perfil y los curiosos y misteriosos pueden entrar a hacerte preguntas que después tu respondes y dejas a tu stalker con la tranquilidad de saber de fuente fidedigna todos esos secretos que querían saber sobre ti.

Curious Cat para matar al gato lleno de curiosidad

Saharah, que en árabe significa honestidad o franqueza,  fue todo un éxito en países árabes, y su creador decidió volverla una app que en cuanto apareció en la App Store en junio de este año, comenzó a subir sus niveles de popularidad como todo producto avalado por el anonimato, así que para el mes de julio superó las 3,88 millones de descargas en Estados Unidos, y después llegó a más lugares, volviéndolo aún más viral de lo que ya era.


Pero, realmente, ¿Para qué sirve Sarahah? Pues solo para desahogarte y externar todo lo que creas que es necesario sacar a la luz publica, con la seguridad de que te cubre el anonimato, porque eres una persona tan inmadura que no tiene los huevos de decir las cosas de frente, pero claramente necesita llamar la atención.

Otra cosa que no es nada conveniente de bajar y comenzar a usar Sarahah, además de la obviedad de que solito te estás poniendo en el asador y dejas la puerta abierta para el bullying y el acoso, es que las políticas de privacidad piden tener acceso completo a Internet desde tu móvil, acceso a tus contraseñas, a tu clave de wifi, así como a tus fotos, videos y contactos.


Y aunque establece en su política de privacidad que los datos serán manejados de forma confidencial y que no comercializarán con ellos, alquilarán o revelarán esta información a terceros, en una parte también asegura que tiene “el derecho de modificar los artículos y condiciones de confidencialidad de datos y política de privacidad si es necesario y cuando sea adecuado”.

O sea, que de un día para otro,  en cualquier momento, Sarahah podría cambiar de opinión y dejarte desprotegida, criticado y con muchos secretos y hate en tu contra.

La verdadera pregunta que a nosotros nos atormenta, al menos a todos los erizos de aquí es ¿Realmente nuestra generación está tan necesitada de atención como para permitir que una aplicación como Sarahah le abra la puerta a las personas cobardes para acercarse a intentar contactarnos de una manera hostil?(la mayoría de las veces). Yo creo que no.

Si tienes ganas de saber lo que la gente piensa de ti, puedes externar a todos que eres una persona que está abierta a recibir opiniones, sugerencias y críticas sin ningún problema, y sobre todo, no tomártelo como un ataque personal, pues a final de cuentas, eso es lo que estás pidiendo.

Llegó el momento de crecer un par de cojones llenos de valentía y usarlos, tanto para opinar como para recibir opiniones, sin necesidad de usar el antifaz del anonimato, pues ya no somos unos pubertos de secundaria.

Si de todas formas tienes ganas de intentarlo tú mismo, aún puedes descargarla desde la AppStore de Apple o también para dispositivos Android desde Google Play.

¿Tú has usado alguna de estas apps? ¿Usarías Sarahah, o ya tienes un perfil activo? Cuéntanos qué tal te ha ido y si en verdad es lo que nuestra generación necesitaba. Nomás no te vayas a sentir de la bola de tarugadas que te llegan, y tampoco te creas a la primera las advertencias que dejarán tu anonimato en la calle del olvido, y no te agüites si nadie te escribe nada.



[Vía: nacion.com]