¿Sabías que existían estos tipos extraños de gallos?
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

¿Sabías que existían estos tipos extraños de gallos?

El mame

¿Sabías que existían estos tipos extraños de gallos?

¿Sabías que existían estos tipos extraños de gallos?

¡Ira mamá el pollote!

¿Crees que los gallos son unos animales de granja aburridos, utilitarios, medio asquerosos y que sólo sirven como despertador innecesario?

Felicidades: eres un chilango cualquiera.

Fuera de broma, yo no le veía mucho interés a estos bichos bizarros que pueblan los patios traseros.

En realidad, no me interesaba el proceso de criarlos y, mucho menos, el de tronarlos para que se maten en un palenque.

En todo lo que se refiere al mundo del gallo, soy un absoluto ignorante. Lo mío lo mío son, más bien, otros gallos.

Por eso estas fotos, como creo que también les pasará a ustedes, me volaron la cabeza.

Un fotógrafo se puso a retratar, con minucioso cariño, diferentes especies de gallos y es simplemente alucinante. Son unos malditos animales hermosos.

¡Vean esto, carajo vean esto!

Así que déjenme presentarles esta bellísima galería con los gallos más alucinantes del mundo mientras les relato algunos detalles peculiares de estas hermosas e interesantes criaturitas de dios.

El gallo es polígamo y, como sostiene relaciones sexuales con diferentes gallinas, no cuida a ninguna en particular sino el área en donde habitan todas sus concubinas. Tremendo picarón.

A los gallos les gusta pasar el día en las alturas: de preferencia en algún poste o percha a más de un metro del piso. Es como su estación de control desde donde el muy chingón vigila todo el pedo.

Las gallinas también son cabronas y se la sabritas. Por lo cual, cuando cogen con un gallo que les parece muy débil tienen la capacidad de desechar su semen. Anticonceptivo voluntario, quiobo.

Los gallos, de hecho, no cantan cuando amanece. Son seres bastante alegres y andan cantando todo el día… o, más bien, son machos dominantes que cantan a todas horas para marcar su territorio.

Existen gallos castrados a los que se les llama capones. El proceso es más manchado que con otros animales porque el gallo tiene los testículos dentro del cuerpo. Chale.

Los gallos castrados se quedan chaparros, tienen menos cresta y les crecen más las plumas de la cola. Se ven extraordinarios los muy gorditos.

Al parecer, la carne de los gallos capados es bastante codiciada en ciertos mercados. A diferencia de la carne de los machos grandes, que se vuelve amarga, los capones tienen más grasa y carne tierna. Que no me escuche el Dr. Pangolín.

Las peleas de gallos son algo repudiado y prohibido en muchos países por la violencia y crueldad de todo el asunto. Sin embargo, hay ciertas religiones en donde el sacrificio ritual de un animal se hace a través de la pelea de gallos afuera de un templo. Es el caso del hinduismo en Bali.

Los gallos pueden ser muy agresivos, en todo caso, y generalmente hacen una especie de baile para establecer su dominio del corral. Si hay otro gallo presente se arma el tiro y quien gane se queda con el corral y la gallina.

Los gallos son figuras primordiales en numerosas religiosas, desde la antigua Babilonia hasta el cristianismo, pasando por el budismo, el taoísmo, el sintoísmo y ciertas ramas del hinduismo.

Hay muchos tipos de gallos, como estas fotos demuestran. Algunas especies se formaron naturalmente pero, la mayoría son el resultado de la intervención del hombre que, a lo largo de su interacción con este animal, ha acentuado ciertos atributos en ciertas regiones. Los hombres también crearon al perro chihuahua. Chale.

El huevo más grande que se ha medido pesó casi medio kilo y tenía dos yemas. Gallo potente.

Desde el siglo XIX se han hecho exhibiciones de gallos en Europa. Esta práctica se extendió a todo el mundo y tuvo una enorme influencia en la forma en que se desarrollaron las razas de gallos. Muchos de los gallos que aquí vemos jamás serán peleados o comidos…

Los gallos son capaces de reconocer y recordar a más de 100 individuos, incluidos los humanos. Los gallos topan… los gallos TE topan.

Las gallinas descienden de los velociraptors. Sí, eso nos los enseñó el Dr. Grant. Así que más respeto a estas magníficas criaturas.

Y, recuerden, si no se ajustan, puede venir el superpollo por ustedes:

Arriba