Perrito busca hogar tras la muerte de su dueña por Covid-19

Perro busca hogar después de que su dueña murió por Covid-19.

Conoce a Chester un perrito que está en busca de hogar, luego de que su dueña falleciera por Covid-19 y aunque se pudiera pensar que el peludito no está pasando un mal momento, es realmente una etapa de duelo también para él, ya que está sufriendo.

La pandemia nos ha dejado muy malas noticias y entre ellas, muchas muertes por la enfermedad que nos aterra a muchos y aunque nos entristecen estos momentos, no podemos olvidar que no estamos solos en el mundo y que también las mascotas y lomitos, lo están sintiendo.

Esta es la historia del pequeño Chester, un perrito abandonado en Perú y digo abandonado porque realmente lo fue, aunque sin ninguna saña. El peludito se quedó solo debido a que su dueña falleció a causa de Covid-19, por lo que ahora se encuentra buscando un hogar donde lo quieran y lo cuiden.

Luego de que la persona falleciera y dejara a Chester a su suerte, algunos vecinos comenzaron a buscar ayuda para brindarle al pequeño, pues decían que se encontraba my triste y dando vueltas por el mercado de Andahuaylas en Santa Anita.

El perrito fue reconocido debido a que la señora que lo tenía, era una comerciante de ese mismo mercado por el que él mismo iba a dar sus vueltas (quizá para volver a encontrar a su dueña), así que al enterarse que ella había fallecido y que Chester era suyo, decidieron ayudarlo, siendo la voz del perrito.

Le colocaron un letrero en su collar, el cual revelaba que su dueña había muerto y él buscaba un hogar porque no tenía a dónde ir, sin embargo, resultó que muchos lo ignoraban y hasta lo maltrataban por lo que prefirieron tomar medidas más fuertes para poder salvarlo.

Facebook

Afortunadamente la Asociación Huellitas Felices en Perú, se lo quedó por lo menos para darle un hogar temporal y ofrecerle comida, sin embargo parece que se encargaron de cuidarlo y ahora están en un proceso por el que Chester podría ser adoptado, así que todo podría tener un final feliz.

Aún no se sabe si ya fue adoptado pero seguramente pronto lo será y solo nos queda tomar como reflexión que muchos animalitos también lo están pasando mal y que podemos ayudarlos adoptándolos, dándoles amor y un lugar para vivir.

Así como a Chester, le ha pasado a muchos otros lomitos que se quedan tristes y sin hogar esperando a que sus dueños regresen por ellos, así que hay que pensar en ellos.

Fuente: Milenio