Un oso en Monterrey bajó del cerro para comerse al cerdito bebé de una familia

El mini pig o minicerdo es una adorable criatura del señor que la gente pudiente, tendiente y hipsterosa tiene como mascota. Bueno, tal vez no es precisamente una criatura del...

El mini pig o minicerdo es una adorable criatura del señor que la gente pudiente, tendiente y hipsterosa tiene como mascota.

Bueno, tal vez no es precisamente una criatura del señor porque se trata de un engendro genéticamente modificado por el hombre para ser más adorable.

En cualquier caso, una feliz familia adinerada de Monterrey tenía a su alegre minicerdo en el patio del fraccionamiento Hacienda Encinos, junto al Parque Natural La Estanzuela, en Monterrey.

Todo eran risas y diversión hasta que los familiares empezaron a escuchar los chillidos de pánico del pobre animalito.

Entre gruñidos aterradores y los gritos de desesperación del animalillo, se dieron cuenta que un enorme oso se había metido a su casa en busca de comida.

Como no sabía abrir el refrigerador, el animal se fue por una chuleta más primitiva y acabó encontrando al pobre minipig en el patio. Digo, éste no es un jabalí salvaje que sabe darse un trompo cuando el cazador acecha… el animalito no tuvo ni chance.

 

Un habitante del domicilio, Óscar Alberto Ramos Olguín, narró el trágico suceso a los medios de comunicación locales. Al parecer, el minipig era la mascota de la hermana del testigo, que también vivía ahí con sus padres:

Yo estaba aquí en la casa cuando escuchamos los gritos del animalito. Al ir a ver lo que pasaba, ya se la estaba comiendo. La minipig era como la hija de mi hermana”

El joven, bastante listo, a pesar de escuchar los gritos de destreza del animal, decidió no salir de la casa para que no se lo fuera a chentar a él también el famélico oso.

Y, bueno, al parecer, el oso no tenía mayor ambición fuera de mover un poco el bigote: después de comerse a la mascota del hogar, se volvió a escapar hacia el monte. Nadie logró atraparlo pero las autoridades norteñas se pusieron en alerta para tratar de impedir que el animal se comiera a más cerditos o hiriera a algún valiente.

“Personal de Parques y Vida Silvestre de Nuevo León, con apoyo de Protección Civil de Monterrey, trató de capturarlo al interior del domicilio para llevarlo a otro sitio, sin embargo, éste escapó rumbo al cerro, sin ubicarse en los alrededores”, añadió el mismo testigo.

Al parecer, algunos vecinos de la zona lograron capturar un último video del animal mientras regresaba a su hábitat natural. En esta zona del Parque Natural La Estanzuela, parece ser frecuente el avistamiento de estos animales: cuando empieza a pegar la temporada de calor, los osos bajan de sus rumbos para buscar algo que masticar.

Para la mala fortuna de ese buen hogar, esta vez le tocó a la adorable, deliciosa e indefensa mascota familiar

Vía: Sinembargo