OMG! niños obsesionados con los dinosaurios son más inteligentes

Todos conocemos a un niño o niña que le encantan los dinosaurios y, que incluso, parecen obsesionados con ellos, lo cual es bueno.

Así es, gracias a un estudio, los científicos concluyeron que este particular gusto por los dinosaurios hace que los niños y las niñas, se interesen tanto por sus dino juguetes que les de por investigar, explorar y analizar. Incluso llegan a aprenderse los nombres de las diferentes especies, explicar su hábitat, características, etc, etc.

Todo esto lo sabemos gracias a Kelly Chen, psiquiatra de la Universidad de Johns Hopkins en Estados Unidos, quién indica que los niños poseen intereses intensos (como por los dinosaurios) suelen ser más abiertos, seguros, con mejor desarrollo y autoestima.

Foto: Amaury Berdejo

De acuerdo con la doctora, solo un tercio de los niños y niñas en el mundo generan ese tipo de interés o fascinación por sus juguetes (carros, aviones, trenes, etc) pero, la pasión por los dinosaurios es la más ayuda a estimular el cerebro.

Foto: Amaury Berdejo

Un ejemplo para estos niños y niñas es el famoso paleontólogo Kenneth Lacovara, quién en el 2005 descubrió un dinosaurio herbívoro que denominó Dreadnoughtus. El paleontólogo explicó que su obsesión infantil le ayudo a su descubrimiento:

“Creo que en el caso de muchos de estos niños, es su primera experiencia de dominio de un tema, de ser experto en algo y dominar algo que sus padres, su entrenador o su médico no sabe”, explica. “Los hace sentir poderosos. Su papá puede nombrar a tres o cuatro dinosaurios y él o ella puede nombrar a 20, así que parece una auténtica autoridad”.

Sin duda, los sueños se pueden hacer realidad Erizos.