Una mujer asesinó a su marido por maltratar al gato

Y el reino de los gatos será eterno... MIAU.

Qué fuerte esta historia ¿no les parece? Imagínense: tienen un gato y un esposo, pero resulta que su esposo es un patanazo y opta por maltratar al misifús ¿matarían al maltratador aunque sea su esposo?

Pues una mujer en Estados Unidos tierra de D. J. Trumo se hartó y admitió haber matado a su marido porque el hombre maltrataba al gato en la casa en la que vivían juntos en Dallas, Texas.

Seguro el gato y el marido no se llevaban nada bien. 

Giphy

Dexter Harrison, el maltratador de gatos, estaba gravemente herido por arma de fuego cuando la policía llegó, y murió horas después de haber sido trasladado al hospital.

Así que la policía detuvo a Mary Harrison, la esposa como la principal sospechosa del crimen. La cosa es que en el interrogatorio, la señora admitió que “estaban discutiendo mientras él golpeaba al gato de la familia”, por lo que decidió dispararle.

Giphy

Mary fue puesta en custodia en el Centro de Justicia Lew Sterrett en Dallas, en donde tiene que pagar una fianza de, échenle, $100 mil dólares acusada de asesinato en primer grado.

La cosa es que según contaron los vecinos de la familia, que incluía a dos hijos adolescentes, el marido y el gato; no hacía mucho Mary había estado pegando carteles por las calles en los que buscaba a un gato que finalmente reapareció días antes del incidente. ¡Y vaya regreso del minino!

La cosa es que uno de los vecinos señaló a CBS (zzzZZZ) que no eran mala gente, así que… Esto fue lo que dijo:

“Eran buenas personas, no molestaban a nadie. ¿Un hombre recibe un disparo por un gato? Es una locura”…

Pues sí.

NO TE METAS CON MI GATO.

No, ya, en serio. Piénsenlo muy densamente porque este es un debate interesante.

¿El maltrato al gato justificaba que la mujer disparara a su esposo?

a) No, quizás hubiera sido mejor que platicara con él.

b) Sí. Los gatos deben mandar en el mundo (Dr. Pangolín escribió esta opción, nos tiene amenazados).

c) Yo creo que el gato tiene sentimientos, pero el esposo también, porque a veces no necesitamos mascotas y necesitamos esposos, pero son los que cuidan todo, no necesitamos hámsters, solamente necesitamos las croquetas realmente, y si nuestros rifles fueran esposos no estaríamos así. No sé, no sé qué tengo, soy una persona normal y adiós.

Giphy