Se arruina la vida por querer cambiar el color de sus ojos

Modelo argentina se arruina la vida por querer cambiar el color de sus ojos, y ahora está sumamente arrepentida.

En Estados Unidos, la operación para cambiarse de color los ojos sigue siendo tema de polémica, pero hay gente que está dispuesta a todo para lucir más… ¿europea?

Lee también: Este parásito se hospeda en los ojos de los peces y manipula su comportamiento

Nadinne Bruna es una modelo argentina cuyos ingresos mensuales dependen casi en su totalidad de su actividad en Instagram.

Ella se ha declarado amante de la cirugía plástica y el ejercicio y, junto a su hermana gemela, Danna, se forjó una carrera como celebridad de las redes sociales.

En sus fotos vemos que ambas hablan del estilo de vida “saludable”y los procedimientos cosméticos que promueven, pero uno de ellos tiene el potencial de arruinarle la vida a Nadinne.

Resulta que un día, la joven argentina pagó tres mil dólares para cambiarse el color de sus ojos en Bogotá, Colombia. Esto porque en Miami, ciudad donde reside, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, aún no aprueba este procedimiento por ser potencialmente peligroso.

El doctor especialista que la modelo eligió, responde al nombre de Eugenio Carbera, y fue él el que, a cambio de que Brunna publicara los resultados del procedimiento en su cuenta de Instagram y el resto de sus redes sociales, le ofreció un descuentazo casi imposible de rechazar.

Pasó el procedimiento y los ojos de Brunna cambiaron de color, pero a un rojo horrible que vino acompañado de un dolor indescriptible que le duró más de un año y limitó su visión casi en un 80% en un ojo y un 50% en el otro.

La intervención luce así…

Ahora, por pagar por insertarse implantes de silicona y convertir sus ojos de marrón a gris claro, Brunna sufre de cataratas y una sensación desagradable tan intensa, que sus sesiones de fotos, su sustento principal, se volvieron casi imposibles de hacer debido al dolor que sentía.

Antes de esta cirugía mis ojos estaban completamente sanos. Estaban en muy buenas condiciones. Fui tan ingenua. Desde esta cirugía tuve una visión borrosa. Durante aproximadamente un año, mis ojos estuvieron constantemente rojos. Mis pupilas ya no pueden adaptarse a la luz, así que ahora también soy fotosensible. Esta cirugía destruyó completamente mi vida. Mi daño en la visión es permanente y aún tengo que someterme a un trasplante de córnea y también tengo cataratas”.

El doctor colombiano al que la modelo fue a ver, también le provocó un glaucoma al dañarle su nervio óptico, razón por la que tuvo que regresar a Colombia para hacerse procedimientos adicionales en un intento por reparar los nervios arruinados.

Sin embargo, esos doctores no lograron sanar los ojos de la argentina, así que ahora ella tendrá que pagarle a un médico estadounidense, que es mucho más caro que en Colombia, para regresar su vida un poco a la normalidad.

Por querer verse más “güera”, arruinó completamente su vida (Twitter).

Fueron los oftalmólogos del Instituto de los Ojos Bascom Palmer, en Miami, los que lograron retirarle los implantes a la modelo, pero aún así, su vida seguirá siendo un infierno, ya que el daño es, según el doctor que la atendió, “irreparable”.

Moraleja: ámate a ti mismx. Eres una maravilla de la genética, herederx de los genes más aptos para sobrevivir en este planeta y lo mejor que le pudo haber pasado a nuestras vidas. ¡NO TE CAMBIES DE COLOR LOS OJOS!