Khé: El Gobierno pretende ponerle impuestos a los tacos y el Pueblo Bueno responde con memes

Cuando pensamos que nada podría ser peor en este mundo, llega un impuesto más a quitarnos la sonrisa. Esta vez es el peor, porque busca atacar a la joya más grande de la corona mexicana: los tacos. Como debería de ser, el Pueblo Bueno de México ya respondió con unos momazos.

LEE TAMBIÉN:

Tenemos los mejores memes de Joaquín Phoenix como 'El Bromas'

En México ya se estrenó Joker y estos han sido sus mejores memes…

Tenemos que dejar claro que los tacos son una cosa básica e imprescindible de la cocina mexicana, pero no solo eso: son historia y una solución real al hambre. Ponerles un impuesto sería como hacer esto: una aberración.

Parece que al gobierno se le olvida que les hemos perdonado varias cosas… aunque a este muchacho se le está olvidando que la propuesta viene de una diputada panista, no de la 4T, que nos hace llorar pero seguramente no nos haría hacer algo así de terrible.

Esta medida, por supuesto, nos afectaría a todos. A los taqueros porque tendrían que incrementar sus precios y a nosotros porque de por sí ya han subido demasiado de precio como para aguantar un robo más.

Esta vez Claudita no tiene la razón, pero ya es la costumbre.

No nos falten al respeto, broder.

Pedir factura para los tacos será el colmo de la vida. Uno solo quiere atascarse y olvidar que la vida es horrible.

Los taqueros no tienen la culpa. Ellos solo quieren llevar alegría al mundo.

Y los tacos tampoco estarán felices. Aunque, claro, ese taco de la imagen es también una ofensa a los tacos reales.

Cada vez lo tacos se harían más precarios y no queremos eso. #ConLosTacosNO

Imagina la cantidad de impuestos que recaudarían. Esto haría millonario al Estado, pero no podemos confiar en esas medidas.

Ellos son los menos culpables.

Debemos defender nuestro derecho a tacos decentes que no afecten nuestra economía.

¿15 pesos? Necesitamos ir a esa taquería antes de que se aplique el impuesto.

Aunque… pensándolo bien, puede ser algo bueno, ¿no?

La verdad es que no. Necesitamos tacos libres y soberanos.