¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Geraldine Bazán responde a las acusaciones de supuesta brujería contra Irina Baeva

Ahora sí se enojó.

Geraldine Bazán está una vez más en el ojo del huracán luego de que la revista nada confiable de las “fuentes cercanas” publicara una entrevista en la que una amiga, aseguraba que la actriz había intentado echarle brujería a Irina Baeva, actual pareja de su ex esposo Gabriel Soto, con la finalidad de que su rostro se desfigurara.

Obviamente el artículo, el cual resumimos en Erizos, parece sacado de una historia de terror muy chafa y como todo apunta a que es una vil mentira. No obstante, Geraldine no se quedó callada y compartió en Instagram su reacción al mismo.

Instagram

Nada contenta, la actriz escribió un largo mensaje acompañando a una imagen en donde el texto reza: “Ridículo, absurdo y fuera de la realidad”.

Instagram

Así que como el mensaje es extenso, en Erizos te lo explicamos punto por punto.

De inicio, Geraldine asegura que todo es mentira, refiriéndose al artículo, y asevera que hay una “orquestación” para desprestigiarla.

“No hace falta decir que es mentira, todos lo sabemos. El público no es tonto, los medios de comunicación tampoco aunque se dejen manipular por una “revista” con cero credibilidad. En esta orquestación de querer limpiar la imagen de unos y desprestigiarme a mi hay muchos caminos”.

El mensaje continúa afirmando que lamenta tener que dirigirse a sus fans por cuestiones como esta. Sin embargo, en un fuerte viro, finca responsabilidad si algo le pasa a ella o a sus hijas.

“Con este tipo de acciones lo único que queda claro es qué hay personas que quieren seguir haciéndome daño en diferentes formas. Pero ya fue suficiente!! (…) A estas mismas personas hago total y absolutamente responsables de lo que pueda sucederle a mis hijas o a mi”.

La actriz asegura que esta vez no se pinta como un a víctima sino como alguien con la verdad, y denuncia que en el pasado fue atacada por Irina.

“Estoy aquí no como una victima, para nada!! Me presento ante ustedes como una mujer valiente, sin miedo a DENUNCIAR por que tiene la verdad de su mano. (…)  Estoy divorciada hace un año, el motivo múltiples infidelidades por parte de mi entonces esposo. Yo SI fui acosada y burlada con un objetivo en específico por parte de su ahora pareja, eso ya todos lo saben”.

No obstante, uno de los puntos más álgidos llega cuando Geraldine acusa a su ex esposo de “obligar” a sus hijas a saludar a Irina Baeva aunque ellas no quieran.

“(…) quiero DENUNCIAR la violación de los derechos de mis menores hijas, ya que en un par de ocasiones han sido obligadas por parte de su padre a saludar a su actual pareja, provocando así el llanto, confusión e inseguridad de las mismas. Este tema es desgastante para mi, pero en esta ocasión y cualquier otra que sea necesario alzar la voz lo haré!! Ya sea por mis hijas o por mi”.

El Siglo de Durango

Hacia el final de su mensaje, Geraldine termina asegurando que tiene mucho más que decir, aunque espera que esto no sea necesario y además, revela que Gabriel ya no le interesa en lo más mínimo.

“Algo más que quiero dejar muy claro, mi interés por el Sr. Gabriel SotoBorja desde hace mucho tiempo es nulo.
Que se conserve en salud y bienestar, por el bienestar de mis hijas es mi único deseo para él. Pido al público y medios de comunicación eviten involucrar mi nombre con personas que no tienen nada que ver en mi vida ya sea en notas y/o comentarios. Respetuosamente con cariño y agradecimiento. Geraldine”.

Así que ahí lo tienen. Ahora sí hicieron enojar a Geraldine.