“Feria de Cepillín” el soundtrack de la fiesta más sana de la historia

¿Qué se escucha durante la fiesta más noble de la humanidad? No es ni música cristiana ni Arjona... es La Feria de Cepillín

Nadie pudo predecir que la Feria de Cepillín, canción popularizada por el payaso conocido como Cepillín, fuera a convertirse en la banda sonora de una de las fiestas más épicas de la historia.

Este fin de semana fue aderezado con la noticia de que un grupo de jóvenes bien portados había acudido a la casa de uno de sus amigos para charlar sobre filosofía, el objetivo de la vida y muchas otras profundas enseñanzas del griego Diógenes.

Durante el jolgorio hubo alcohol y botanita. Para amenizar la elevada tertulia alguien puso música, pero no de la que escuchan los shavos de hoy, no. Sino La Feria de Cepillín.

No contentos con escucharla, uno de los jóvenes tuvo la noble idea de organizar una coreografía que permitiera rendirle culto a la canción del también conductor de televisión de la década de los setentas y ochentas, y así nació el video que estás a punto de ver.

https://www.facebook.com/Elgallodeoro2/videos/374158689676757/

Por obvias razones, la llamada Fiesta más Sana del Mundo se volvió viral a los pocos minutos de la publicación de su video.

En un punto del material audiovisual el director del baile llega a escucharse diciendo “izquierda, derecha, izquierda, derecha“.

Otros, sin pena alguna, demuestran que se saben las líricas de la canción al pie de la letra.

Algunos de los internautas que vieron el video notaron con entusiasmo que, a pesar de encontrarse claramente ebrios, ninguno de los elementos de la alegre cofradía erró la sección de la coreografía que le tocaba.

Al ritmo de esta canción inspirada en la En la Feria de San Andrés, los jóvenes bailaron, rieron y se divirtieron como enanos, disfrutando de una de las canciones más irritantes que haya sido grabada jamás.

Otro internauta incluso se atrevió a teorizar que, tal vez, si alguno de los miembros de la coreografía hubiera estado sobrio, el baile no les habría salido tan natural.

Aunque claro, si fijas tu atención al lado derecho del video, podrás ver que uno de los asistentes de la fiesta donde sucedió todo no se vio interesado en participar, quizá porque supo que no tenía el talento suficiente como para rendirle tributo al clásico de Cepillín.

Nunca faltan los disidentes.

¿Crees que esta canción se volverá la tendencia musical de finales de 2017? Dinos lo que opinas.