Esta estafa es la mejor forma de repartir volantes
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Esta estafa es la mejor forma de repartir volantes y tu cartera y desesperación lo saben

Esta estafa es la mejor forma de repartir volantes

El mame

Esta estafa es la mejor forma de repartir volantes y tu cartera y desesperación lo saben

Esta estafa es la mejor forma de repartir volantes y tu cartera y desesperación lo saben

Dedicarse al volanteo debe ser de los trabajos más complejos en esta ciudad. No solo tienes que aguantar el dolor en las piernas de estar parado tanto tiempo, o el sol durante gran parte del día, también soportar gente odiosa y grosera… pero esos días están por acabarse.

ALV: Estafan (otra vez) a alumnos con una graduación en puerta

Aunque seamos sinceros, para quienes paseamos por ahí, no es como te cause mucha gracia o diversión que un extraño se te acerque para darte un papel que vas a tirar unos metros más adelante.

Pero eso sí, a veces tienen un mapa del metro en la parte de atrás o descuentos chidos. Pero sigue pareciéndonos basura y nada que agarrarías por decisión propia, pero este genio de la publicidad directa encontró la solución al problema: engañarte.

Esta estafa es la mejor forma de repartir volantes

Facebook

¿Cómo lo hará? Pues su publicidad está disfrazada de un billete de cien pesos tirado por ahí, en la calle. Tu mente avariciosa y mexquina verá esto y no podrá ignorarlo, por supuesto que eso solucionará el tener que estirar la mano.

Por supuesto que más de uno caerá y se sentirá engañado. Pero esto, al menos, ya te habrá hecho levantar su volante y ver qué tiene, para saber quién fue el monstruo sin sensibilidad que te timó.

Esta estafa es la mejor forma de repartir volantes

Facebook

Ahora, seguramente el genio que inventó esto revolucionará el mercado del volanteo y cada día veremos más billetes falsos tirados por ahí, que esconden publicidad de un taller mecánico o de una tienda de ropa de paca.

Seguramente esto le abrirá las puertas de universidades de renombre, que se pelearán su nombre para darle becas y becas sin fin. Eso sí, puede que también estemos frente a un descenso considerable de la falsificación de billetes y del agandalle de “yo lo vi primero”, porque ya nadie sabrá si lo que recoge es real o solo un volante más de “Pollería ‘Las Cruces'”.

Arriba