Esta elfa celebró su cumpleaños 18 con una fiesta temática de Naruto

Naruto ha trascendido generaciones , siendo uno de los mangas y animes más populares de todos los tiempos. Tanto que a chicos y grandes le pega en kókoro. Venga, que hasta Osama Bin Laden era fan, pero no tanto como estas elfas que celebraron su cumpleaños con todo del Séptimo.

LEE TAMBIÉN:

Osama Bin Laden, el fan más letal de Naruto en el mundo

No solo le gustaba el animé, sino también los videojuegos y las películas infantiles con las que probablemente se divertía como enano.

Así merito. Tal como lo escuchas. No estás solo en el mundo y hay elfas como tú en el mundo, que disfrutan la historia del hijo del Relámpago Amarillo de Konoha. Y estas tal vez son igual o más hardcore que tú.

Pues, bueno, Liz Bruna, miembra honoraria del equipo Anbu de nuestros corazones, mostró en Facebook cómo se celebra con dignidad la mayoría de edad: al estilo ninja.

Facebook

No solo había un pastelito mal hecho de Naruto y amigos, sino que todo a su alrededor era temático de este anime (aunque la neta está más chido el manga y no tiene relleno como peluche de farmacia). Además, dedicó un hermoso mensaje a todos los que vieran su publicación.

“‘Cuando crezcan no les gustará ese dibujo’… y aquí estamos, yo y mi kage bunshin celebrando 18 añitos en el estilo ninja”

Por lo mismo vemos a Liz y a su carnalita (que pues sí se parecen mucho, así que esperamos que sea verdaderamente su hermana y no un clon de sombras para no espantarnos) haciendo los símbolos del tigre (izquierda) y el sello para recargar o liberar chakra (derecha).

Naruto W

Claro, esto no significa que porque le guste Naruto tengas chance de conocerla o de que te haga caso. Por supuesto, podrían hablar de cosas ñoñas hermosamente, pero Liz es una ninja, y como tal está dedicada a salvar y preservar las enseñanzas ancestrales de su arte, no a ponerte atención a ti, que corres como tarado sin subir tu velocidad.

Ojalá que siga por la senda ninja de la justicia y la verdad, y no se corrompa. El camino para ser la Octava puede ser largo, pero se tiene que cumplir.