Osama Bin Laden, el fan más letal de Naruto en el mundo

No solo le gustaba el animé, sino también los videojuegos y las películas infantiles con las que probablemente se divertía como enano.

Pocas veces se puede conocer el lado más personal de una figura tan enigmática y escurridiza como Osama Bin Laden.

Desde su muerte en 2011 la gente ha pedido más detalles sobre las circunstancias en las que terminó su vida. Hoy por fin la CIA liberó algunos de los documentos que nos dejan saber qué guardaba el guerrillero saudí en sus computadoras.

¿Documentos de maldad, ritos satánicos, videos de focas bebé siendo atormentadas? ¡No! A lo que Osama le quitaba el sueño eran las películas para niños, los videojuegos de Super Mario Bros. y Naruto.

Sí, resulta que en los archivos liberados por la CIA se detalla que el equipo de soldados que ultimó al supuesto terrorista recuperó un montón de material que se encontraba en el complejo de Abbottabad, Pakistán, donde se escondió por años.

En ese material había videos chistosos que se habían viralizado recientemente como Charlie bit my finger.

También hallaron películas para niños como Chicken Little, Cars, Antz (Hormiguitaz), algunos filmes sobre Batman, documentales e incluso un tutorial de YouTube para hacer una flor de crochet (en serio).

También se hallaron algunos episodios de la serie de animé Naruto en los discos duros de sus computadoras y un video de la boda de su hijo Hamza bin Laden, a quien se le ve muy contento con un bigotín arrollador bien recortado en compañía de sus valedores.

¿Era Osama fan de todas estas cosas? La verdad quién sabe. Tal vez compartía su computadora con los niños que vivieron con él durante el tiempo en que permaneció escondido de las autoridades estadounidenses y, bueno, como probablemente se aburrían, les tuvo que poner películas para niños para entretenerlos un rato.

O tal vez Osama sí se sentaba a ver esas películas. Después de todo, esconderse durante tanto tiempo debe ser una de las cosas más tediosas del mundo y un poco de Naruto y videojuegos como Super Mario Bros, incluyendo Yoshi’s Island y Mario and Luigi: Adventures In Time, nunca le han hecho daño a nadie.

Ante toda esta evidencia nos preguntamos si Osama habrá sido un buen fan de Naruto o si sus récords en los videojuegos habrán sido memorables.

Eso es algo que nunca sabremos.