Este ebrio metió un caimán a una tienda ¡y no se acuerda!
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Este ebrio metió un caimán a una tienda ¡y ni siquiera se acuerda!

ebrio-mete-caiman-tienda-florida-amnesia-florida

El mame

Este ebrio metió un caimán a una tienda ¡y ni siquiera se acuerda!

No recuerda absolutamente nada de nada (Twitter).

Este ebrio metió un caimán a una tienda ¡y ni siquiera se acuerda!

Este ebrio metió un caimán a una tienda para comprar alcohol ¡y ni siquiera se acuerda!

Este ebrio metió un caimán a una tienda para comprar alcohol ¡y ni siquiera se acuerda!

Suegro ebrio besa a la fuerza a la novia en plena boda

Casual que te emborrachas en una calurosa noche y cuando decides ir a una tienda de conveniencia a comprar más alcohol, llevas contigo a tu leal caimán bajo el brazo, aterrorizando a todos en el proceso.

Esto fue lo que le pasó a Robby Straton el pasado fin de semana, a quien grabaron con un celular mientras se paseaba por los pasillos de la tienda a mitad de la noche, cargando al enorme reptil.

Los hechos sucedieron en Jacksonville, Florida, pero a pesar de que hay evidencia fehaciente de que Robby ¡cargó a un caimán para comprar más chelas!, él dice que no se acuerda de nada.

Dicho supuesto lapso de amnesia, no le importó a la Ley local, que amonestó a Stratton, cuyo nombre real es Robert Timothy Barr, por posesión ilegal de un caimán, exhibición ilegal de vida salvaje y actos de crueldad contra los animales.

Ahora el joven ya no sabe si irá a la cárcel o si tendrá dinero para pagar las multas que le adjudicaron las autoridades locales, pero de lo que sí está seguro, es de que no se acuerda de nada de lo que sucedió aquella noche.

Venden buen licor en esa tienda y bebí mucho de él esa noche”.

Sin duda, Robby tiene un buen sentido del humor, pero una pésima memoria.

Ni siquiera recuerda de dónde sacó al animal o porqué decidió meterlo a la tienda en lugar de dejarlo en su hábitat natural. Robby solo dice que cuando se bajó a comprar más cerveza, el caimán ya estaba en su camioneta.

A pesar de todo, el joven briagadales dice que no quiso herir a nadie con sus acciones.

Mientras tanto, la Policía de Jacksonville anda buscando a un tercer participante, que no aparece en el video, pero al que se le escucha decir algo como “¡Estado de Florida!”, a modo de porra.

Arriba