Donan comida envenenada a abuelo que cuida perros y mueren 17

Para Don Luis, sus perros son como sus hijos.

La crueldad humana no conoce límites ni respeto por los animalitos bebés, pues donaron comida envenenada a un abuelo que cuida perros en Tlaquepaque, Jalisco, y murieron 17 lomitos.

Don Luis, un abuelito de 57 años que da asilo a perros callejeros y vive de recoger residuos para revenderlos, fue víctima de una persona insensible que no dudó en donarle comida envenenada que acabó con la vida de varios de sus “niños”, como él les dice.

Facebook: Wixari Pets

Dan comida envenenada a abuelo que cuida perros callejeros

A través de Facebook, Wixari Pets dio a conocer el lamentable hecho contra este abuelo, quien relató con lágrimas en los ojos que la tarde del 11 de noviembre una persona se acercó al lugar donde cuidaba de 30 lomitos.

Tras esto, le regaló una bolsa con “huesitos de pollo” que él pensó que era de buena voluntad y se las dio a comer, sin embargo, la comida estaba envenenada y acabó con la vida de 17 perros.

“Yo cometí el error de dárselos porque no es la primera vez que la gente me ayuda, que me trae comida que le sobra de sus casas. La mera verdad no sé qué persona tenga tanto odio con ellos o conmigo”, mencionó Don Luis.

Los vecinos del abuelo en en la zona de fraccionamiento Los Olivos y San Sebastianito, en Tlaquepaque, Jalisco, lo ayudaron a grabar su testimonio sobre lo que había pasado para dar con las personas que acabaron con la vida de varios lomitos con comida envenenada.

Don Luis recibió ayuda tras la tragedia

Luego de que el caso de Don Luis se hiciera viral en Internet, varias personas se unieron para ayudarlo y asistieron al predio donde vive para ayudarlo a limpiar el lugar donde ahora solo vive con sus perritos chihuahuas y una perra más grande.

Además, Alberto Alfaro, empresario y regidor de Tlaquepaque, lo llevó a realizarse estudios médicos y a que le hicieran un corte de cabello, así como asistencia dental, pues aseguró que este abuelo es un “gran ejemplo para ayudar a los perros”.

Tras esto, le dieron ropa nueva y aseguró que le darán 2 mil pesos semanales para que pueda mantenerse a él y a sus perros en una nueva casa de la que se hará cargo el mismo abuelito.

La tragedia que vivió Don Luis hoy le muestra que aunque existen personas malas, también están quienes quieren ayudarlo y hoy su vida podría tener mejores condiciones junto a sus lomitos.