WTF: Daniel Radcliffe reveló un oscuro secreto de las primeras pelis de Harry Potter

Fuimos timados

Hace casi 18 años, Harry Potter llegó en películas para cambiarnos la vida y aunque pocos creían que nos quedaríamos totalmente trastornados con su mundo mágico pues sí pasó y enloquecimos jugando con nuestras varitas mágicas.

La cosa es que oh triste realidad ese universo era producto de la ficción y nunca será real porque este mundo está lleno de muggles, pero hay más.

Especial

Y es que recientemente en una entrevista con nuestros amigos de The Hollywood Reporter, Daniel Radcliffe que le dio vida a Harry reveló un oscuro secreto dentro de las primeras películas.

Así se ve ahora el Daniel:

Instagram

Como en las primeras cintas todos eran unos niños la producción tenía que combatir los estragos de la infancia y en particular el de la pérdida de dientes de leche.

Junto con Karan Soni, que también apareció en La piedra filosofal, Daniel reveló los más oscuros detalles de esta faceta de la historia… De hecho Karan fue el que rompió el silencio:

“Cuando hacían las primeras películas, la mayoría de los actores estábamos en una edad en la que se nos caían los dientes. Entonces, la producción tenía un molde de todos nuestros dientes, Así, si se nos caía alguno, tenían uno de repuesto, listo para pegárnoslo y así pudiéramos seguir rodando”.

Y eso no fue todo, Radcliffe confirmó el hecho:

“Tenías una película llena de niños de aproximadamente 10 años. Así que ellos pensaron en que de todas maneras mudaríamos dientes”.

Pero… ¿Cómo habría sido si la producción no hubiera creado los dientitos para los niños?

Bueno, pues en Erizos decidimos recrearlo y así se hubieran visto sin sus moldes especiales.

Todos chimuelitos…

Especial

Pero como tenían que ser perfectos, al final salen normales.

Aquí la divertida confesión en video:

En fin… ¿te sentiste engañado?

a) Totalmente, los niños tendrían que haber mostrado su magia haciéndose dientes mágicos.

b) No, evidentemente estaban suprimiendo la existencia de los dientes de leche.

c) Qué buena recreación, Erizos.