Celulares que morimos por tener cuando éramos adolescentes

Celulares que nos morimos por tener cuando éramos menores pero que no tuvimos porque nuestros papás no quisieron comprárnoslos.

Celulares que nos morimos por tener cuando éramos menores pero que no tuvimos porque nuestros papás no quisieron comprárnoslos.

Lee también: 6 juguetes Mi Alegría que todos quisimos tener

Antes de la era de los smartphones y de que Android y Apple dominaran nuestras vidas digitales, estaban los excelentes teléfonos de Sony Ericsson, Motorola y Samsung.

No eran teléfonos súper inteligentes, pero tomaban fotos y tenían pantallas a colores, ambas novedades que, a principios de los años 2000, eran una locura tecnológica.

Estos teléfonos incluso reproducían música y permitían cierto acceso a internet, y por ello su precio era elevadísimo… aunque para estándares actuales, ya se queda muy corto.

Por eso recordamos algunos de los teléfonos viejitos que siempre quisimos, pero nunca pudimos tener porque éramos unos mocosos sin dinero.

Aunque no descartamos que hayas tenido alguno de estos por haber sido un niño o adolescente muy afortunado.

Sony Ericsson W600

Sony Ericsson W600, el que tenía las bocinas más potentes del mercado (Wikimedia Commons).

¿Te acuerdas de este? Era uno de los más caros del mercado porque tenía unas bocinas potentes, una cámara que en ese entonces tomaba fotos “increíbles” y pantalla a color.

En fin, era todo lo que un preparatoriano reguetonero de 2005 quería tener en sus manos.

Samsung SGH-V200

Samsung SGH-V200, que fue anunciado en comerciales de Matrix: Recargado (Flickr).

Tal vez habría pasado desapercibido de no ser por los comerciales de Matrix que lo anunciaban como uno de los teléfonos que tenía la cámara más fiel de todas.

Era caro y tenía pantalla a color en la época en la que solo la élite de la telefonía móvil poseía esta tecnología.

BlackBerry 6200

BlackBerry 6200, uno de los más codiciados de 2003 (Imgur).

Estaba dirigido para empresarios y personas de negocios pero tú, escuincle arribista, lo quisiste con todo el corazón porque sabías que al tenerlo, serías el más popular del salón…

… o tal vez no.

Motorola Razr

Moto Razr, uno de los teléfonos más elegantes del momento (Motorola).

Era delgado, tenía cámara y estaba extremadamente bonito. No era un teléfono excesivamente caro, pero vaya que su diseño era elegante.

Si pudiéramos, compraríamos uno de estos ahora mismo.

P.D. El autor de esta nota perdió el suyo en una borrachera de universidad.

Nokia 7280 o el “lápiz labial”

Nokia 7280 que parecía un lápiz labial (YouTube).

Tenía una forma rarísima, pero querías tenerlo solo porque era extraño.

También poseía una pantalla a color y se manejaba mediante una ruedita de goma. Era genial tener uno de ellos y aunque estaba dirigido al mercado femenino, muchos quisimos tener uno.

Motorola V120

Motorola V120 (Flickr).

Este teléfono tenía un diseño interesantísimo que nos hizo quererlo solo por eso. No tenía pantalla a color, pero vaya que lucía cool.

Sony Ericsson T300

Sony Ericsson T300 con cámara removible (Imgur).

En los tiempos en los que no todos los teléfonos celulares tenían cámara, este tenía una ¡que se separaba!

¿Recuerdas lo increíble que era tomar fotos o video con esta cosa?

Ahora se ve chafísima la calidad de imagen de sus fotos, pero en esos tiempos era LA-ON-DA.

Nokia N-Gage

Nokia N-Gage (Wikimedia Commons).

Tal vez el teléfono fracasó comercialmente, pero los pocos que nos emocionamos con esta combinación de celular y consola, realmente quisimos pagar todo lo que no tuvimos para tener uno en las manos.

Moto Rokr

Motorola Rokr lanzado antes del iPhone (Flickr).

Este teléfono fue el primero en tener iTunes.

¡Sí, iTunes!

Antes del lanzamiento del iPhone original, Apple había hecho una alianza con Motorola para presentar el primer teléfono celular compatible con tu librería de música iTunes.

Eran buenos tiempos y el comercial estaba chido.

¿Qué celular de tu infancia recuerdas con cariño y nostalgia?