Cachan a pareja de infieles pegados el uno con el otro

Cachan a pareja de infieles pegados el uno con el otro. Varios doctores tuvieron que ayudarlos a despegarse.

Cachan a pareja de infieles pegados el uno con el otro. Varios doctores tuvieron que ayudarlos a despegarse.

Lee también: Presumía de su novia en redes y otras mujeres lo delataron por infiel

Un hombre casado y una atractiva joven en edad reproductiva fueron sorprendidos teniendo sexo en un hotel de Kenia.

La cosa es que además de que la escena fue prueba contundente de la relación extramarital que la esposa del infiel sospechaba desde hacía meses, a la pareja se le encontró pegada.

Sí, como perritos, el pene de él había quedado atrapado por los músculos vaginales de la joven, por lo que para separarlos hizo falta la ayuda de un grupo de médicos.

Según algunos testigos a la pareja se le sorprendió debido a que otros huéspedes del hotel se habían quejado con la administración de los gritos que provenían de la habitación donde estaba copulando.

Cuando la Policía llegó al cuarto sospechando un horroroso crimen, encontró al hombre sobre su pareja, quejándose del dolor que sentía en el pene.

Según los medios locales, el infiel le había dicho a su esposa que debía ir a otra ciudad para atender unos “negocios”, cuando en realidad iba a verse con “la otra”.

Ya luego la esposa dijo que esa mujer, aquella con la que su marido le ponía el cuerno, era su casera.

En cuanto llegó la Policía, cubrió a los amantes pegados con una cobija y los puso en la parte trasera de una camioneta para llevarlos al hospital, donde luego de ser despegados, fueron arrestados.

La pareja no pudo ser despegada por los Policías, así que llamaron a unos médicos para que lo hicieran (Twitter).

Lo más cagado de todo es que cuando los policías sacaron a la pareja del hotel, un montón de gente rodeó la camioneta donde la pusieron y comenzó a tomarles fotos a los amantes.

De hecho, la Policía tuvo que disparar varios tiros al aire para dispersar a la multitud que, entre risas y carcajadas, tomaba fotos y comentaba la mala suerte que tuvieron los dos calenturientos.

Lo raro de todo esto no es que el pene del infiel haya quedado atrapado en la vagina de su pareja (de hecho, esta afección sí se ha llegado a dar en distintas ocasiones), sino que la esposa, sospechosa de las infidelidades de su marido, había acudido con un chamán local para que la ayudara a capturarlo.

¿Será que el chamán embrujó los genitales de la joven para atrapar al marido?

Pues quién, sabe, pero en 2016, otro infiel fue encontrado con el pene atascado dentro de una joven cuya vagina, dicen, también había sido embrujada por un Médico Brujo.