¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿No que no? Cachamos a Bárbara de Regil entrándole duro a los tacos de canasta

Bárbara de Regil de repente se hizo famosa en Internet por odiar los tacos, el vodka y, básicamente, que a ti te guste todo eso. Ahora, después de un rato de su infamia, la cachamos entrándole duro a un taco de canasta, para que se le caiga toda la barriga de vergüenza.

La actriz, protagonista de Rosario Tijeras y estándar inalcanzable de la perfección muscular y de índice de masa corporal, acudió al show de Internet del Escorpión Dorado, esa botarga de YouTube que habla como tu tío borracho, y la convencieron de hacer lo impensable: comer lo que tanto detesta.

Eso sí, antes de que esto sucediera, aceptó que una vez al mes llega a comer algo frito, como camarones en el sushi o cosas así, que ni siquiera pensábamos que estuvieran fritas.

Ya entrados en confianza, el Escorpión la llevó a un puestito ambulante de tacos de canasta, esos héroes con capa azul y salsa verde de la que sí pica y que siempre se ve idéntica en todos lados.

Ahí mismo, pidió uno de frijol, no sin antes rehusarse al de papa porque es “carbo con carbo”, algo que solo ella pensaría al tener enfrente un taquito de estos. Ya después, eligió uno de frijol y procedió a verlo con toda la desconfianza del mundo.

Ve nada más ese rostro de pavor, a pesar de estar frente a un taco de frijol, una de las creaciones más impresionantes de la humanidad.

Además, Barbara no dudó en asegurar que esto le daría diarrea porque… porque sí, seguro a todos los que comen uno de estos taquitos les da intoxicación por carbo con carbo.

Aunque nos cueste aceptarlo, Bárbara tiene cierta dosis de razón. Que te duela la panza a cada rato sí tiene que ver con que comemos pura basura casi todo el tiempo, pero claro que ella está exagerando por completo y comer lo que se te da la gana no quiere decir que no te quieras, pero esa es otra historia.

Lo importante es que la vimos echarse un taco después de convertirlos en el enemigo público número uno de la historia y llevarse todo el odio de la nación taquera que somos.

Si quieres ver bien cómo le hizo el feo al taco y su participación completa con el monigote este, puedes verla aquí: