Autocinema cobra 1200 pesos la entrada y proyecta película pirata

La super ñera...

El colmo del cinismo, pues un autocinema cobró 1200 pesos la entrada a todos sus asistentes y ya estando ahí les salieron con la sorpresita de que proyectaron una película pirata. Así como lo lees.

Con la nueva normalidad que nos hizo querer dejar un poco la emoción de ir a sentarte a la sala de cine, con tu combo de palomitas y nachos y disfrutar de tu película favorita, nacieron los autocinemas a quienes por cierto les ha ido bastante bien porque parecen ser más seguros… Aunque no los más baratos y honestos del mundo, btw.

Autocinema proyecta película pirata

La historia salió a la luz debido a que una usuaria de Twitter llamada Influencer de Medialunas, reveló que un autocinema en Argentina, les hizo la ñera a todos sus asistentes y clientes, pues les cobró 1200 pesos argentinos la entrada para ver una película de Disney.

Resulta que todo muy bien, muy a gusto, con sus palomitas y en su carro manteniendo la distancia, hasta que comenzó la película y todos notaron algo extraño, pues se llevaron la sorpresa y el mini infarto por haber gastado su dinero ya que la peli era pirata.

Se dieron cuenta porque en la imagen aparecieron unos subtítulos extraños (que seguro has visto) de un sitio de películas pirata: “www.gnula.nu”, por lo que obviamente dejaron en evidencia que no pagan por los derechos de las películas que proyectan.

Twitter

Por supuesto que los usuarios de internet comenzaron a hacer viral el tweet de la chica, creó un gran debate en redes sociales y obviamente mucho enojo por parte de algunos usuarios que les gusta ir a autocinemas a ver una película.

Hasta ahora no se sabe nada el Autocinema al Río en Argentina que proyectó la película pirata de Disney pero de que ya querdaron quemados y vetados, ya quedaron… Ojalá nunca nos pase algo así en México…

Porque bueno, lo que sea de cada quién, es una de las experiencias para ir al cine más seguros en la nueva normalidad y que te timen, ahí sí bien robados quedamos.

Fuente: Twitter