¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Asaltan a perrito que ayudaba a entregar pedidos por Covid-19

Asaltan a Eros, el perrito que se volvió viral por hacer entregas del mercado a sus clientes en Colombia.

No hace falta decir que los seres humanos somos lo peor que puede existir en el mundo y además de todo lo que hemos hecho contra el planeta, la prueba también está en lo que hacemos con los animales, pues esta vez asaltaron a un perrito, sí, leíste bien, quien ayudaba a entregar pedidos y evitar contagios de covid-19.

LEE TAMBIÉN:

Este perrito fue por la despensa en patineta y ya es el rey de TikTok

Perro va por despensa en patineta en video viral en TikTok y se hace famoso.

Hace un tiempo, la historia de Eros se hizo viral debido a que siendo un peludito labrador muy inteligente, comenzó a trabajar como repartidor de pedidos en el mercado El Porvenir de Medellín, Colombia. Con su canastita, hacía entregas de frutas, verduras y el mandado de muchos de los clientes del mercado hasta la puerta de sus casas.

Eros ya hacía las entregas desde hace mucho tiempo, aunque con la llegada del Covid-19, se hizo más indispensable para evitar los contagios, ya que la gente mayor no podía salir a comprar su mandado, así que era más fácil que el perrito pudiera llevar el pedido y dejarlo en su destino.

Aunque ahora sabemos que de plano, los seres humanos no hemos entendido nada, ya que asaltaron al pobre Eros y le robaron su canastita, donde hacía las entregas.

Afortunadamente no le hicieron nada al perrito, sin embargo se cree que fue un sabotaje o alguien que solo quería molestar, pues la canasta llevaba cajetillas de cigarros, las cuales no se robaron. Esta teoría se reafirma debido a que un canal de televisión iba a ir a grabarlo y los dueños tuvieron que comprarle urgentemente otra canasta para que pudiera aparecer en el reportaje.

Eros ahora está muy bien y sigue entregando sus pedidos con la inteligencia que tiene, pues según sus dueños, lo hace grabándose en su memoria las casas de los clientes que lo han recompensado ya que no se sabe las direcciones.

Aunque de plano es increíble pensar que alguien se atrevió a asaltar al pobre perrito y quitarle su canasta, pero sí, así de podrido está el mundo.

Fuente: Actitud Fem