Abuelo pide ayuda con un cartel para dar clases de matemáticas en CDMX

¡Hay que ayudarlo!

En plena pandemia y para poder sobrevivir este virus, que nos ha quitado mucho, un abuelo pide ayuda en la calle con un cartel para dar clases de regularización de matemáticas y si lo necesitas, está en la CDMX.

No podemos dejar de repetir que la pandemia nos ha pegado duro y tupido a todos, sin embargo, quienes tenían trabajos que implicaban interacción con otras personas o quienes antes de la pandemia sufrían por llevar sustento a casa, fueron los más afectados.

Abuelo pide ayuda con un cartel para dar clases de matemáticas

Las redes sociales se volvieron toda un arma en este año y es que además de compartir que los memes, que puros videos chistosos, que caídas, también nos sirven para ayudar a que otras personas puedan salir adelante en sus trabajos con los servicios que ofrecen.

Tal fue el caso de este abuelito, quien de acuerdo a una publicación que hizo la usuaria Marte Martte salió a la calle a dar una vuelta y se lo encontró, sosteniendo su lona en la cual ofrece servicios para dar clases de matemáticas e incluso otras materias que luego suelen ser un problema, como álgebra, trigonometría, geometría analítica y más.

Eso sí, el señor se cuidó del virus, pues así como mantenía su cartel para que alguna persona fuera a contratarlo para ofrecer sus servicios, también estaba con su respectivo cubrebocas.

El abuelo que salió a pedir ayuda para dar clases de matemáticas también agregó su número de teléfono por si alguien que lo viera y lo necesitara le hablara para que él pudiera ayudar a cambio de ganarse unos pesitos. Así que la usuaria le tomó la foto para subirla a redes sociales.

Facebook: Marte Martte

También regulariza para secundaria y preparatoria

Si te hacen falta conocimientos en algunas materias, e incluso regularizarte para secundaria o prepa, porque también lo hace, te puedes apoyar en el señor o incluso yendo hasta donde está, pues se ubica en calle 16 No. 17 El Rodeo.

Definitivamente además de salirse a ganar el pan de cada día con lo que le gusta hacer, este abuelito nos dejó claro que nunca es tarde para seguir luchando y se ganó todo el respeto y admiración, más porque es de la población más vulnerable ante la Covid.