Anciano sufre accidente en el metro y sólo un joven lo ayudó
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Abuelito sufre penoso accidente en el metro y sólo un joven lo ayudó

Foto Anciano Accidente Metro

El mame

Abuelito sufre penoso accidente en el metro y sólo un joven lo ayudó

Sólo un joven ayudó a un anciano que sufrió un penoso accidente. (Foto: Pexels)

Abuelito sufre penoso accidente en el metro y sólo un joven lo ayudó

No todos los héroes usan capa.

Un abuelito sufrió un penoso accidente en el metro, nadie lo ayudó, salvo un joven que cuenta la historia en redes sociales.

Así se ve hoy “Doge”, la famosa perrita del meme y su cambio te hará llorar

En un vagón del metro de la Ciudad de México, un hombre de la tercera edad, quizá por un problema de incontinencia, se hizo del baño. Lejos de compadecerse de la situación, los demás usuarios del transporte público se molestaron y pidieron que el hombre se retirara del metro, relató un usuario de Facebook.

Foto: @Marco Rodarte Gómez/Facebook

Un policía del metro tampoco hizo nada por el anciano y, en su lugar, le pidió que saliera del vagón.

“Le dice (el policía al anciano) que se salga de la estación, que la está ensuciando”, narró el joven.

El individuo cuenta que “se la rayó al pinche cuidapuertas pendejo” y luego logró alcanzar al viejito, de nombre Roberto, para proporcionarle ayuda.

“Al señor solo se le rozaron los ojos y me preguntó si podía acompañarlo al baño”.

Tras aceptar su ayuda, el joven llevó a Roberto a una plaza comercial para que pasara al baño y pudiera asearse. Ahí ofreció comprarle un nuevo pantalón. Finalmente el chico le pidió un Uber que lo llevó a su casa.

“Muy agradecido me dijo que lo único que tenía para darme era un apretón de manos, le dije que para mí bastaba, se subió al auto y se marchó”.

El usuario de Facebook y salvador del viejito hizo una crítica dirigida a la gente que no apoyó al hombre.

“No entiendo en serio cómo la gente es tan fría y egoísta que en vez de ayudarlo, lo desplazan y ridiculizan. Supongo que ustedes nunca envejecerán hijos de su putísima madre, o supongo que no tienen padres o abuelos”.

La historia cierra con el mensaje electrónico de agradecimiento enviado por la nieta del ancianito.

Foto: @Marco Rodarte Gómez/Facebook

“Hola, buenos días, me llamo Yanin, soy nieta del señor Roberto, a quien ayudaste hoy. Me pidió que te avisara que llegó bien. Muchas gracias por tu ayuda. En serio, que Dios te bendiga siempre”.

El joven dice que para él fue “todo un placer” ayudar al hombre mayor, y cierra con tres post datas.

PD Cuiden a sus abuelos y padres amikos.
PD2 ¿Cómo limpio mis botas? :c
PD3 Me preocupa que un católico escriba ‘vendiciones’.

Arriba