Laura Flores revela que se hizo una cirugía por despecho: “tenía una inseguridad”

Uno no siempre se opera por gusto.

Laura Flores se sinceró y abrió su corazón con respecto a las cirugías estéticas que se ha hecho y hasta confesó que en una ocasión se le pasó el bótox, razón por la cual terminó pareciéndose a Maléfica.

No cabe duda que Laura es una de las actrices más guapas del espectáculo mexicano y recientemente, a sus 57 años, sorprendió al presumir su abdomen de acero.

Sin embargo, ella al igual que muchas se pasó de arreglitos y, aunque todo se solucionó, sí la vio cruda en el momento en que el incidente le ocurrió.

Se le pasó el bótox | Instagram laurafloresmx

Laura Flores revela que se le pasó el bótox y quedó como Maléfica

En una entrevista con Netas Divinas, la actriz de telenovelas como Piel de otoñoGotita de amor Al diablo con los guapos entre otras, reveló que por querer lucir siempre guapa se sometió a tratamientos estéticos, pero no porque ella lo quisiera, sino porque quería mantenerse guapa frente a los hombres.

Entre los tratamientos que se hizo, Laura recibió una inyección de bótox en el rostro que no resultó como esperaba razón por la cual se le levantó una ceja y según ella, se parecía a Maléfica, el famoso personaje de Disney.

“El bótox se puso de moda, lo bueno es que se te pasa. Una vez se me pasó la mano con el bótox, parecía yo ‘Maléfica’, la ceja se fue para arriba y yo en novela, me tuve que depilar toda la ceja y maquillarla abajo”.

Aún así luce guapísima | Fuente Instagram: laurafloresmx

Se sometió a un procedimiento más grande

Además, Laura también confesó que pasó por una lipectomía, un procedimiento para dar forma al abdomen y el cual decidió hacerse poco después de su divorcio al parecer no porque lo quisiera, sino por su deseo demostrarle a su ex que podía seguir adelante sin él.

“Cuando me estoy divorciando, no voy a entrar en detalles, pero cuando estoy conociendo las circunstancias, me empieza a picar la cresta y el orgullo y salgo corriendo con el doctor y le digo yo: ‘quiero que me dejes una panza de chavita, o sea, no quiero tener el poquito colgado que tenga’. ‘No lo necesitas’, ‘Sí lo necesito’ (…). Yo quedé muy contenta, pero reconozco que todo venía por un rollo emocional, o sea, yo tenía una inseguridad que me llevó a hacer una lipectomía (…). El problema es que no lo hice porque me hiciera falta y eso sí está mal”, confesó.

A la fecha, Laura Flores no se arrepiente de sus cirugías y sin duda alguna, sigue siendo una mujer guapísima. Sin embargo aprendió que después de lo que pasó, no volvería a someterse a un tratamiento de este tipo por inseguridad, sino todo lo contrario.

¿Qué piensas del caso de Laura?

***

Síguenos en Google News para más noticias de famosos.