Bad Bunny supo que sería exitoso desde que trabajaba como cajero en el super: “yo creo en mí”

Metas claras.

Bad Bunny tenía las cosas claras, pues desde que era un simple cajero en el centro comercial deseaba ser exitoso, con ese objetivo en mente, luchó por sus sueños hasta convertirse en el artista que es al dia de hoy.

La vida no siempre es tan fácil para algunos artistas, porque debieron tocar muchas puertas antes de llegar a la cima del éxito, pasaron penurias como hambre e incluso vivir en la calle, sin embargo, nunca se rindieron.

Puro éxito | Fuente Publimetro

Desde que era un simple cajero, Bad Bunny tenía la confianza y compromiso de ser un gran cantante de trap, y lo logró, pero el camino que recorrió no fue nada sencillo.

El duro camino de Bad Bunny de cajero a mega estrella mundial

Era muy chico cuando supo que él estaba destinado a ser una persona exitosa, pues deseaba ser músico, fue entonces cuando se opuso a los deseos de sus padres de ser deportista o un ingeniero y siguió sus sueños.

Todo comenzó cuando empezó a subir sus canciones a internet, así como Justin Beiber en un comienzo, poco a poco acaparó la atención del público y de repente un agente lo contactó, pues una disquera quería firmar un contrato.

Todo un ganador | Fuente Instagram

Mientras subía su material a YouTube y redes sociales trabajó durante mucho tiempo en un supermercado como cajero, pero básicamente como buen latino, hacía de todo un poco, empaquetaba productos, los acomodaba en los estantes, etc.

“Si yo creo en mí, alguien va a creer en mí. Yo vine de la nada misma”, comentó en una entrevista para los medios.

No habla ingles y menos lo canta

Fue el DJ Luan quien lo encontró un día navegando en internet y lo que lo atrapó fue su rara manera de vestir, pero sobre todo las letras que componía Bad Bunny, claro que antes de ser artista era conocido como Benito.

“Me enorgullece mucho llegar al nivel en el que estamos hablando en español y no solo en español, sino en el español que hablamos en Puerto Rico. Sin cambiar el acento. Hay que romper eso de que los gringos son dioses”, expresó el cantante.

Lo más curioso de todo es que Bad Bunny jamás aprendió a hablar en inglés, todo su éxito lo hizo cantando en su idioma natal, algo bastante llamativo, pues en la actualidad muchos artistas hacen una especie de spanglish bastante mediocre.

Es así como el puertorriqueño paso de ser un cajero a uno de los más grandes artistas que tuvo en su hora Puerto Rico y América Latina.

***

Síguenos en nuestro canal de Youtube