¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Abuelita de 73 años se volvió influencer fitness

Yo no tengo ni la mitad de su edad y ya me quiero morir

¿Cada mes haces la promesa de que ahora sí vas a entrar al gym? Pues está mujer de 73 años, llamada Joan MacDonald, sí lo cumplió y ahora es una influencer fitness.

Te recomendamos: Gatito interrumpe concierto de música clásica y consigue más aplausos que los músicos

La nueva sensación de Instagram no es algún chavito enclenque sino una mujer canadiense de la tercera edad.

Foto: @trainwithjoan/Instagram

Todo comenzó hace un par de años, cuando Joan atravesaba una crisis matrimonial que la llevó a la depresión. La situación se agravó tanto que la mujer padeció artritis, colesterol e hipertensión.

“Cuando comencé nunca creí que llegaría a donde estoy. Solo quería recuperar mi salud y dejar los medicamentos”, narra Joan.

Sus alarmantes problemas de salud llevaron a Joan a cambiar por completo su estilo de vida. Con ayuda de su hija, la entrenadora Michelle MacDonald, la septuagenaria le pegó duro al gimnasio.

Gracias al jale, Joan logró bajar 25 kilos y tonificar todo su cuerpo. (Y uno aquí, todo frito *agita sus alas de murciélago*).

Foto: @trainwithjoan/Instagram

Y tal como pasa con todos los presumidos que hacen ejercicio, Joan empezó a subir fotos de su fortificado físico al Instagram. Pos oye.

Su vida se ha convertido en un ejemplo motivacional.

“Sin importar qué tan difícil o retadora sea la vida, debemos mantenernos firmes en nuestro objetivo y seguir adelante”.

Al momento de la redacción de esta nota, la cuenta @trainwithjoan (“entrena con Joan”) cuenta con más de 406 mil seguidores.

Su lema es: “No puedes regresar el reloj ¡pero puedes darle cuerda!”.

Foto: @trainwithjoan/Instagram

Pero no solo se trata de presumir los poderosos músculos. Joan tiene también una cuenta de YouTube donde comparte sus rutinas de ejercicio. (¡Es mi heroína ahora!).

Por ejemplo, en el video mostrado a continuación, Joan nos comparte su rutina de hombro.

En Erizos esperamos que el ejemplo de esta mujer motive a nuestros queridos lectores a llevar una vida más saludable con un poco de ejercicio.