¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Subir al coche con chamarra puede ser mortal para los niños

Todo indica que usar una chamarra mientras vas en el coche es sinónimo de riesgo MORTAL

Nadie diría que ir con chamarra en el coche en días muy fríos como los que están a punto de venir sería peligroso. Al contrario, cualquiera diría que traer chamarra en el coche cuando hace frío podría salvarte de un catarro, pero te equivocas porque todo indica que podrías morir.

De acuerdo con información del periódico inglés Express durante la época invernal se corre más el riesgo de morir expulsado del asiento en un incidente de tránsito, todo por traer puesta la chamarra, aunque el riesgo es mayor con las sillas de auto para niños.

No cualquier chamarra, sino una de estas gruesotas:

El riesgo es potencial si además, la chamarra es de un niño que viaja en el asiento trasero, en una silla de auto para niños y cuyo cinturón de seguridad no lo sostiene por completo debido a que tiene la chamarrota alrededor.

Y es que según diversas pruebas de choques, al apretar las hebillas del asiento de bebito o del cinturón alrededor de la chamarra, estas no alcanzan a sostener el cuerpo del niño, por lo que en caso de un choque, podría salir volando y tener serias heridas.

De hecho, existen un sinnúmero de videos que dan constancia del hecho:

Y es que aunque creas que el niño o niña está bien sujeto incluso cuando trae la chamarra, si no se la quitas el resultado puede ser letal, dios no lo mande.

La recomendación es quitarle la chamarra al niño y sentarlo de nuevo ajustando los cinturones sin que nada se interponga entre él y su cuerpo, o al menos no una de estas chamarrotas. De igual modo, si quitas la chamarra por la calefacción del coche, asegúrate de hacer el ajuste para evitar cualquier accidente.

¿A qué velocidad, usar una chamarrota puede ser letal?

Aunque cualquiera pensaría que para morirse en un choque uno tendría que ir como a 200 km/hr la realidad es que una tragedia podría ocurrir incluso a los 50 km/hr tal como lo muestran las pruebas hechas con los muñecos.

Así que si pensabas que esto solo aplica para niños, la realidad es que también aplica para adultos, por lo que si traes esa chamarrota, mejor quítatela antes de salir disparado del coche. Ya si tienes mucho frío, una cobija puede ayudar.

Recuerda que más vale prevenir que lamentar.

Con información de Express.co.uk