El Oscuro Origen de los Terraplanistas, la gente que cree que la Tierra es plana como una tortilla

Porque sí: la Tierra no es plana.

Aunque no lo creas, allá afuera hay un grupo de tontos que creen que la Tierra es plana como sus cabezas y que rechazan la evidencia de la redondez de nuestro planeta. Sin embargo, esto no es nuevo y su origen es tan oscuro y antiguo como tu autoestima.

Obviamente hace muchos siglos se desechó la idea de que la Tierra era plana, pasando al modelo heliocéntrico y de planetas redondos que conocemos actualmente como una verdad científica gracias a la evidencia, pero hace poco más de 60 años un grupo de escépticos comenzaron desafiar la lógica.

Así fue como se creó la Flat Eath Society (Sociedad de la Tierra Plana) en 1956, aunque con otros nombres y otras ideas todavía más extrañas. En ese momento, el Reino Unido estaba por mandar un satélite para orbitar el planeta (cosa que sería imposible si la tierra fuera plana), pero los terraplanistas vieron la luz por primera vez.

Para no hacerla larga, los miembros de esta sociedad nueva y extraña aseguraron que los satélites eran un fraude y no hacían más que girar en el margen de un disco enorme que es el planeta Tierra, no darle la vuelva a la circunferencia de una forma casi completamente esférica.

El culpable de todos estos delirios es Samuel Shenton, un vato que se obsesionó con la idea de la Tierra plana y la irrefutable evidencia, según él, de que es así, como que si fuera una esfera toda el agua se caería, por lo tanto debe de tener la forma de un plato de cereal.

Toda esta ignorancia de conceptos físicos tan elementales como la gravedad, la fricción y el vacío, dieron como resultado un gran número de personas que se fueron sumando de a poco para retar a la ciencia y la evidencia, con resultados poco alentadores pero muy constantes.

La evidencia para estos sujetos no es suficiente en ningún caso. Las ideas de Shenton fueron cada vez más fuertes en sus seguidores, que ante cualquier prueba de que se equivocaban, sacaron la mejor arma que tienen hasta el momento: lo hizo un hechicero.

Bueno, no exactamente, pero sí creen que los institutos aeroespaciales del mundo tienen secuestrada la información real sobre la Tierra plana para… para… para algo, aunque no sepamos qué ganarían con eso. En fin, la respuesta mágica para ellos es que todo ha sido una creación computacional o manipulación de imagen.

Samuel murió en 1997, dejando una idea casi religiosa de lo que es la Flat Earth Society y eso hizo que bajara su popularidad y los terraplanistas se hicieran menos. Sin embargo, para 2004 surgió de la oscuridad un tal Daniel Shenton, que le dio nueva vida a estos pedazos de alcornoques.

Ahora, cada vez son más las “pruebas” que difunden a través de Internet, a pesar de que se les puede demostrar muy fácilmente lo equivocadas de sus teorías, y tienen una base grandísima de seguidores, que están ansiosos por demostrar que todo lo que se dice sobre la Tierra redonda es completamente falso.

Con información de Gizmodo.