El Oscuro Origen del pleito entre Carlos Trejo y Alfredo Adame

Qué dramón

La pelea entre Carlos Trejo y Alfredo Adame es la culminación de su extraño y furioso pleito, que es más oscuro de lo que parece e incluye muerte, traición y, por supuesto, harto chisme. Se dicen muchas cosas, pero ¿por qué se pelearon, cómo comenzó todo? Agárrate que ahí te va.

Esta historia comienza en 2005… es decir, hace casi 15 años. En ese entonces, Carlos Trejo era nada más y nada menos que un escritor de terror y un ‘reconocido’ cazafantasmas, que se dedicaba a contar la historia que vivió en la casa de Cañitas.

Para ese entonces, Alfredo Adame ya era un reconocido actor y presentador, que de alguna manera ayudó a Trejo a vender un libro que durante 10 años no se había vendido del todo bien, pero algo se rompió entre ambos y empezaron los problemas.

Ese mismo año, en la puerta de la casa de Carlos Trejo apareció muerto un joven de 20 años. De acuerdo con lo que relata el cazafantasmas, se trataba del hermano menor de su secretaria, asesinado por error por un trabajador de Adame que intentaba asesinar al mismito Trejo.

Durante años, Trejo ha sostenido esta versión, argumentando que esto consta en actas judiciales sobre el caso, del que no se sabe cuál fue la resolución.

Por su parte, Alfredo Adame asegura que eso es falso. Su versión es que, a pesar de que no tiene trato con Carlos, sabe que él es un narcomenudista y que ese asesinato fue por un ajuste de cuentas entre capos, que encontraron al joven antes de encontrarlo a él.

Además, asegura que tiene información con la que puede enviarlo a la cárcel, misma que no ha proporcionado a ninguna autoridad, por lo que de ser cierto, estaría obstruyendo procesos jurídicos importantes y encubriendo a un narcotraficante.

Esta pelea se ha mantenido por casi 15 años, pero en el mes de abril explotó nuevamente, cuando Carlos Trejo destapó públicamente la homosexualidad del hijo de Adame. Después de esto, Adame reconoció la situación, alegando que el cariño a su hijo nunca ha estado supeditado a su orientación sexual.

A partir de ese momento, el actor le propuso organizar una pelea en la que se recaudara dinero para asociaciones benéficas, mismo trato que Trejo rechazó, pues se quedaría con la retribución monetaria del evento.

Durante un mes se planteó la pelea, pero no se solucionó ni se pactó, por la diferencia de fines para los que se quería organizar dicho evento. Sin embargo, se concertó y ahora estamos esperando que llegue el 2 de agosto, para verlos rajarse las jetas encima del ring.

Es probable que esta pelea no solucione las diferencias que tienen entre sí y, por el contrario, las haga más grandes. Por ahora, solo nos queda esperar y ver cómo se resuelve, sabiendo que es un pleito de 15 años por una muerte, un chisme y acusaciones que, hasta ahora, siguen sin resolverse, y sin ser presentadas ante “la justicia de verdad”.

Con información de Las Estrellas.