El Oscuro Origen de cómo el maíz acabó con la civilización Maya

Cuidado porque podríamos enfrentar el mismo destino

El maíz es uno de los alimentos más increíbles de este planeta, pero puede que su consumo haya sido la razón de la desaparición de una buena parte de la civilización Maya, según un reciente estudio sobre esta cultura y este cereal.

LEE TAMBIÉN:

Estos son los libros más antiguos de América y son mexicanos

¡Sigan el camino del libro!

Para este estudio, diferentes científicos de la Universidad de Arizona y de la Universidad de Pensilvania analizaron los restos óseos de muestras de antiguos pobladores entre la frontera sur de México y Belice, uno de los asentamientos más importantes para los mayas.

El análisis de estos cuerpos buscó la calidad de las dietas que llevaban, intentando explicar cómo influía en su conformación general. Los resultados demostraron que el maíz, en efecto, era un alimento bastante consumido en esta cultura.

Asimismo, se encontró que tanto personas de las clases bajas y de la clase alta compartían el mismo tipo de dieta, que incluía diferentes tipos de plantas y yerbas, así como algunos animales que se adquirían mediante la caza.

Sin embargo, el consumo de maíz fue un producto del cual comenzaron a depender demasiado, siendo la parte central de la dieta y el principal cultivo de toda la civilización que integraban.

Esta dependencia y necesidad de consumirlo, terminó impactando en la calidad de vida de todos los pobladores. El maíz es un cultivo poco resistente a las condiciones adversas y, ante cualquier evento climático y natural, los plantíos desaparecían.

La poca variedad real de la dieta, hizo que ante la falta de maíz y la poca eficacia de los cultivos el producto fuera repartido solo entre las clases altas, llevando poco a poco a los mayas a ser una civilización que luchaba por su supervivencia mientras perdía fuerza laboral para los cultivos, la caza y las demás tareas alimentarias.

Esto demostró que, sí, el maíz fue una de las principales fuentes alimenticias de las culturas mesoamericanas, pero también terminó siendo un enemigo silencioso por la necesidad que se tenía del mismo.

Con información de MDZol.