Quienes tienen perrhijos podrían tener trastornos mentales
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

¡Oh, no! Las personas que tienen ‘perrhijos’ podrían tener trastornos mentales

Perrhijos Trastornos Mentales Psicológicos Perritos Mascotas

Hoy aprendí

¡Oh, no! Las personas que tienen ‘perrhijos’ podrían tener trastornos mentales

¡Aguas con los perrhijos! (Foto: El Big Data)

¡Oh, no! Las personas que tienen ‘perrhijos’ podrían tener trastornos mentales

Tratar a tu mascota como ‘perrhijo’ no solo podría ser señal de trastornos mentales, sino que además puede provocarle problemas al animal.

¿Le compras ropa a tu perro?, ¿el protagonista de tu muro de Facebook o Instagram es tu gatito?, ¿le dices “bebé” a tu mascota?, ¿gastas más dinero en tu animal que en ti? De acuerdo con un experto, podrías tener algún trastorno psicológico.

“Elige: ¿yo o los perros?” Mujer prefiere a sus perrhijos y deja al marido

Según Moisés Heiblum, investigador de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, el problema es que, al igual que los padres con los hijos, los dueños de las mascotas pueden tener enormes expectativas de sus animales. Lo que puede provocar, por un lado, una gran decepción de las personas y, por otro, dependencia, ansiedad y pánico en el perrito.

El académico recomienda no volver a tu mascota protagonista de eventos como cumpleaños o bodas, ya que son situaciones sociales que escapan a la comprensión de los perrhijos y solo les pueden provocar problemas psicológicos.

Asimismo, si pasas todo el tiempo con tu perrhijo, corres el riesgo de que desarrolle una enorme dependencia y, en el momento en que sales de la casa, el can podría tener ataques de pánico que lo lleven a destruir objetos o defecar en lugares prohibidos.

“Al regresar y ver el desorden, el dueño piensa que el animal lo hizo en venganza por haberlo dejado solo, lo regaña y lo trata como si entendiera las circunstancias, cuando en realidad el perro está expresando ansiedad porque la figura que le aporta seguridad no está disponible”, dice Heiblum.

Otra recomendación es evitar consentir las travesuras y berrinches del perrhijo. Una vez que obtiene lo que quiere, aprende que esa es la manera de conseguirlo y lo repetirá. De modo que es importante establecer límites y hacerlos aprender a que se ganen las cosas por las buenas.

“Sin ningún tipo de violencia o sometimiento, se les debe instruir con tres o cuatro comandos a través de refuerzo positivo, para que cada vez que quieran algo ‘paguen’ para conseguirlo”, concluyó.

Con información de Noticieros Televisa

Arriba