¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El Oscuro Origen de por qué le decimos michis a los michis

Hay un verdadero origen y significado de la palabra michi, así que la próxima vez que llames así a tu gato, sabrás qué significa.

No importa cómo se llame el gatito, no hay forma de que alguien pueda decir que siempre lo llama por su nombre, pues a veces se le sale decirle michi a su michi, pero, ahora que lo pensamos ¿sabes qué significa o cuál es la razón por la que se les asignó ese “sobrenombre” a los gatos? Checa el Oscuro Origen de esto.

LEE TAMBIÉN:

Aww: Mujeres que aman a los gatos son las más leales y tiernas

Un artículo reveló que las mujeres que aman a los gatos tienen personalidad más tiernas y leales.

De acuerdo con AJ Plus Español, “michi” viene del quechua, sin embargo hay toda una explicación que debes saber si eres amante de los gatitos y por qué les damos este apodo, que en realidad es una palabra que definitivamente los representa y no es algo que se inventó así porque sí.

Se dice que cuando los españoles invadieron el imperio inca en 1532, no llevaron más animalitos con ellos más que gatos, a quienes les llamaban cuando era la hora de comer o simplemente cuando querían que se acercaran a ellos, con algunos sonidos que hacían con la boca mezclado con el acento español, sí, justo algo como: “miz miz miz” (“mish, mish, mish”) *frota las yemas de sus dedos haciendo el sonidito*.

Así que a ese llamado que justo sonaba como mishi o michi, los hablantes de quechua lo tomaron para nombrar así a los gatitos, por lo que ahora en el quechua, esta palabra significa gato, según lo que ha contado el lingüista peruano Rodolfo-Cerrón Palomino, experto en lenguas andinas para AJ Plus Español.

Tal vez pensaste que la palabra michis había sido inventada por millennials que no tenían nada que hacer pero bueno, en realidad ahora sabes que hay un verdadero origen por la que muchos llamamos así a los gatitos y que no tiene nada que ver con que sea una palabra de las nuevas generaciones.

Ya que sabes de dónde viene la palabra michis, no necesitas sentir culpa por decirle de esa forma y no llamarlo por su nombre, pues la palabra tiene todo el sentido del mundo y es perfecta para decirle gato a tu gatito sin que suene desafiante y te vea con cara de odio. Aunque son muy lindos cuando quieren y pueden ser todos unos loquillos.

Fuente: Instagram