Lecturas de los libros de la SEP que nunca olvidaremos

Todavía no podemos superar a Paco el chato :(

Desde 1959 nuestro gobierno adorado a través de la Secretaría de Educación Pública (SEP) se ha encargado de la educación de los miles y millones de niños que han nacido en México Lindo y Querido.

Uno de los principales instrumentos educativos han sido los libros de texto gratuitos que gracias a la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) han sido puestos en nuestras manos para mostrarnos un mundo maravilloso y reforzar nuestra identidad nacional.

Pero hubo una época en la cual estos libros contenían las mejores historias del mundo. Nos referimos, en especial, a los libros de Español lecturas que llegaron para quedarse en nuestra memoria.

Así que si fuiste a la primaria entre 1993 y el 2007 te tocaron unos libros dignos de presumir y perfectos para alardear de tu nivel intelectual entre tus círculos más cercanos.

Porque lo que bien se aprende nunca se olvida, ¿verdad?

Este logotipo lo recuerdas como ningún otro, no nos vayas a decir que no:

Conaliteg

Obviamente la sección cultural de Erizos se dedicó a reunir las joyas de la corona de los libros de esta generación. La mención honorífica es para el libro de Español Lecturas de primer grado, pero otras joyas están ocultas en los libros de segundo grado. Si eres curioso, puedes ver más allá.

Refréscate la memoria y empieza a llorar en 3, 2, 1…

En primer grado…

Conaliteg

Seguro recuerdas esta portada como la palma de tu mano, fue tu primer libro de texto y tu primer escapada de la tele si en tu casa no se acostumbraba leer.

Mejores lecturas: 

Paco el chato

Imagínate tú todo moco entrando por primera vez al salón de clase. Con suerte ya sabías leer pero si no, tenías que entrarle de lleno con historias súper intensas de esas que se quedan para siempre en el alma. Como la historia de Paco el chato, quien vivía en un rancho y cuando fue a la gran ciudad se perdió…

Conaliteg

Este fue el primer recordatorio en tu vida de varias cosas como aprenderte el nombre de tus papás, tu dirección, el teléfono de tu casa y  sobretodo, en qué ciudad vivías.

El piojo y la pulga

Esta lectura no es más que una canción popular ilustrada.

Tiro lo tiro tiro liro liro

Tiro lo tiro tiro liro la… ok.

Conaliteg

Los changuitos

Ajá, esta también era como una canción en la que, pobres changuitos, no podían hacer nada. Pero claro, la cancioncita era muy chistosa y obvio a estas alturas del partido ya tenías que leer súper rápido.

Personalmente recuerdo a una niña que tenía sólo un diente y neta, leía esto turbo rápido a toda velocidad.

Conaliteg

El malora del corral

Antes de que el perro chilaquil estuviese tan encabronado con la vida existía otro perro súper malora. Vivía en un corral y le metía catorrazos a todos. Cómo olvidarlo.

Conaliteg

Los tres cabritos y el ogro tragón

Esta era la historia de un ogro que se quería manchar con tres cabritos y pues, quería comersélos, pero por fortuna eran tan inteligentes que lograron aventarlo a un río y nadie más supo de él. Ajá, antes de Harry Potter y el relato ese de los hermanos que tienen que atravesar el río para vencer a la muerte, ok no.

Conaliteg

Una planta en el estómago

Neta esta historia era un malviaje: la mamá le dice a Emilio que no esté jugando con los frijoles crudos y él tan obediente no pela a su mamá, entonces se traga un frijol y muere… Nah. Pero le empiezan a crecer plantas adentro.

Qué escenas más dramáticas. Luego Emilio despierta y recuerda que fue todo un sueño: ah ok.

Conaliteg

En segundo grado…

Si superaste los traumas del primer año y aprendiste a leer bien, entonces el libro de español de segundo año fue lo mejor para ti… si no pues, siempre tendrás a alguien que te lo lea por las noches ahora que ya estás crecidito.

Así se veía la portada:

Conaliteg

Algunas de las lecturas en estas páginas eran súper interesantes.

Mejores lecturas

La ratoncita tímida

Esta era la historia de una ratoncita que llegaba a la escuela, se llamaba Xóchitl y obvio no le quería hablar a nadie hasta que se vuelve súper popular porque ella sí sabe escribir, entonces le ayuda a todos los demás animalitos a que aprendan. <3

Conaliteg

El lápiz mágico

Esta era la historia de Carlota, que a falta de imaginación estaba batallando para escribir el cuento que le habían encargado, entonces un duendecillo llamado Chispa se le aparece y le da un lápiz mágico. El lápiz escribe todo, hasta que Carlota se vuelve así como una Elena Poniatowska de los niños y asunto resuelto, ya no necesita más del lápiz.

Una historia de inspiración.

Conaliteg

Una noche de espanto

Esta era la historia de un niño que se quedaba solo en casa y obviamente se hacía malviajes por todo, hasta que sus papás regresaban y ya todo se calmaba. Seguro esta historia sí te saco uno que otro pedito…

Conaliteg

El niño de hule

Claro ejemplo de la identidad nacional, este niño no era de los Cuatro fantásticos pero sí era de hule y se estiraba un chorro así que por sus talentos de superhéroe pues se ganaba el corazón de todos. Hasta llegó a salvar a su pueblo.

Conaliteg

Juan sin Miedo

Si había un tipo valiente que podía meterse a un castillo embrujado ese era Juan sin Miedo, era tan valiente que hasta le comparte de su cena a los demonios. Y es que ¿alguien quiere fijarse en la calidad de estas ilustraciones? Tú todo ñoño de siete años, pues sí daba miedo ¿no?

Conaliteg

La aventura en kayak

Esta es una historia internacional de unos niños esquimales que viajan en kayak. Resulta que a un poblador se le atora la pata en la raíz de un árbol y los niños le ayudan a salir y ya todos son felices.

El chiste es que por obvias razones a los niños nos encantaba hacer el bullying y alguna vez, las compañeras de este erizo redactor aprovecharon la historia de estos esquimales para reírse de una comapañerita que parecía esquimal. Esperamos que los niños de ahora ya no hagan eso.

Conaliteg

Qué más les contamos. Para nosotros estas son algunas de las historias que más recordamos y que nos llevan a la infancia. Aquí pueden echarse un clavado a sus libros de texto de la infancia en un archivo que va de 1960 a 2011.

¡Gracias por tanto, Conaliteg! ¡Gracias por tanto, educación pública!