Kate Middleton, la plebeya que logró conquistar a la reina Isabel II

En su cumpleaños 38 te contamos cómo fue el ascenso de Kate Middleton por la monarquía

Kate Middleton es una de las royals más queridas de Inglaterra aunque esto no siempre fue así por una razón: Catherine Middleton nació en una familia plebeya como la tuya y la mía, pero pronto logró conquistar a la realeza y al mundo entero.

LEE TAMBIÉN:

10 oscuros detalles que no sabías sobre la boda de Lady Di y el príncipe Carlos

SPOILER ALERT: No vivieron felices por siempre ??

Esta es la historia de vida de Kate Middleton, esa que algún día ocupará el trono como reina consorte de Inglaterra gracias a su matrimonio con el príncipe William, y cómo ocurrió su ascenso por la realeza.

(John Stillwell – WPA Pool/Getty Images)

Catherine Middleton nació el 9 de enero de 1982 fruto del amor entre Carole, una azafata en British Airways y Michael, un programador aéreo y más tarde, empresario.

La entonces niña creció en una familia de clase media alta originaria de Bucklebury en Berkshire y a ella se sumaron sus dos hermanos Phillippa “Pippa” en 1985 y James William en 1987.

Así se veía en ese entonces:

Harper’s Bazaar

Y entonces en su vida no pasó nada más…

Como cualquier persona nacida en la década de los 80, Kate creció escuchando a las Spice Girls y viendo un mundo desmoronarse en crisis económicas. Sin embargo, fiel al ejemplo de sus papás, decidió seguir sus estudios y en la universidad, le cambió la vida.

Apareció el príncipe…

En el año 2000, Kate ingresó a la Universidad de St. Andrews para cursar sus estudios en algo poco común: Historia del Arte. Coincidentemente, el príncipe William, hijo de la fallecida princesa Diana también estudiaba ahí y pronto, los dos se hicieron amigos.

Así se veía él de mozo por esos años:

Cosmopolitan

Aunque en un principio estaban separados y ella andaba con un tal Rupert Finch, un buen día, William y Kate se vieron frente a frente mientras estudiaban y se enamoraron.

En un inicio, su historia de amor permaneció oculta con la ayuda de un pacto de la familia real con la prensa británica, porque la bomba mediática podía poner en riesgo sus carreras universitarias.

Sin embargo, apenas pasó su graduación, Kate se convirtió en portada de muchos medios ya que en marzo de 2004 se había difundido una foto de ella con Will esquiando en Klosters.

Era inminente que los dos andaban, pero la cosa no era tan seria todavía por lo que, terminada la universidad ambos volvieron a Londres. Él se fue a recibir su formación militar, y ella consiguió chamba como compradora de joyas en Jigsaw, una cadena de moda.

La relación entre ambos fue consolidándose hasta que William decidió presentar a Kate con su papá, el príncipe Carlos y su hermano, el príncipe Harry, pero sin duda lo que más sorprendió fue el modo en que la reina Isabel II aceptó la relación de su nieto.

Pero ahí… tronaron:

El 14 de abril de 2006, William y Kate anunciaron que se darían un tiempo a pesar de que todo el mundo pensaba que la pedida de mano estaba cerca. Sin embargo, fue muy poquito tiempo porque en junio se reencontraron para retomar la relación.

En 2007, ella renunció a su trabajo en Jigsaw y empezó a trabajar para la empresa de su papá, algo que le permitió pasar más tiempo con el príncipe, con quien finalmente se comprometió en noviembre de 2010. El compromiso llegó en Kenia, en el Parque Nacional del Monte Kenia donde ambos estaban de vacaciones.

Así fue su primer entrevista juntos:

La boda del heredero del trono inglés se celebró el  29 de abril de 2011 y poco más de dos años después, Kate tuvo a su primer bebito, el príncipe George, quien nació el 22 de julio de 2013.

Desde entonces, Kate ha tenido dos bebitos más, la princesa Charlotte, nacida el 2 de mayo de 2015 y el príncipe Louis, nacido el 23 de abril de 2018, pocos días antes de que la pareja celebrara su séptimo aniversario de bodas.

Actualmente, Kate es una de las figuras más importantes de la monarquía británica aunque también hay que decirlo, las leyendas las rodean por una supuesta mala relación con su cuñada, Meghan Markle, o por quienes la han tachado de ser una interesada en los bienes de la familia real.

Instagram / Kensington Royal

A sus 38 años de edad, Kate es y seguirá siendo una de las consentidas de la familia real.