¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Tu mishi sí sabe cómo se llama pero prefiere ignorarte, según la ciencia

La verdad siempre sale a la luz, resulta que los gatos sí saben cuando los llamas por su nombre, pero prefieren ignorarte.

No hay que saber mucho de gatos para dejarnos claro que ellos hacen lo que quieren a la hora y la forma en cómo ellos deciden, sin embargo, hay algo que seguro no sabías, pues debes estar consciente de que tu mishi en realidad sí reconoce cuando lo llamas por su nombre, sin embargo, decide ignorarte. No es invento, lo dice a ciencia.

LEE TAMBIÉN:

Aww: Mujeres que aman a los gatos son las más leales y tiernas

Un artículo reveló que las mujeres que aman a los gatos tienen personalidad más tiernas y leales.

Para quienes tienen mishis como mascotas saben que el cruel rechazo que tienen con sus dueños es constante, aunque ahora (aguas con tu cora) debes saber que por más que te esmeres en ponerle apodos lindos para que te haga caso, vaya cuando lo llamas o si quiera te voltee a ver, es un esfuerzo innecesario.

Según lo que ha revelado la ciencia y exactamente un estudio realizado por investigadores japoneses de la Universidad Sofía Tokio y publicado en la revista Scientific Reports, son animales demasiado inteligentes pues saben en realidad su nombre y cuando los llamas, solo que prefieren no hacerte caso.

Unsplash

Para comprobar esto que dice la ciencia, en el estudio probaron con 78 gatos de casa a quienes se les puso una grabación con muchas palabras para que los pequeños la escucharan, esto como una prueba de su capacidad de comprensión.

En esta grabación a cada uno le ponían palabras que al pronunciarlas se parecían mucho a su nombre y al final, la última palabra que escuchaban era su nombre real, por lo que los investigadores se dieron cuenta que muchos comenzaban a mover sus orejitas y cola cuando escuchaban nombrarles ¡Qué bárbaros!

Unsplash

Así que por tal motivo, se llegó a la conclusión de que los gatos sí saben cuando los nombras y les llamas, sin embargo solo deciden ignorarte porque, según Atsuko Saito, los gatos no están hechos para responder a las señales humanas y lo hacen cuando quieren, para prueba de esto, es llamarle a tu mishi a ver si es cierto que te pela.

Al final, es lo que los gatitos tienen de especial, que son auténticos y que solo te van a hacer caso cuando ellos quieran, no cuando tú les digas. Y aunque hagas toda una estrategia para ponerle nombre, parece que no resultará…

Fuente: Vix